Contador de visitas

sábado, 9 de julio de 2016

EEUU y Corea del Sur desplegarán un escudo antimisiles.


El Departamento de Defensa estadounidense corroboró que Washington y Seúl acordaron emplazar el sistema antimisil THAAD en el territorio surcoreano por las amenazas de Pyongyang. "Corea del Sur y EEUU tomaron la decisión de desplegar el THAAD para garantizar la seguridad del pueblo surcoreano", dijo el organismo en un comunicado. EEUU impulsó la instalación del escudo con el argumento de la amenaza de "las armas de destrucción masiva de Corea del Norte y sus misiles balísticos". 

El Pentágono insistió también que el THAAD (Defensa Terminal de Área a Gran Altitud) está dirigido contra las amenazas nucleares y balísticas de Corea del Norte y no apuntan a ningún otro país. La decisión ha llegado cinco meses después de que Pyongyang lanzase un misil de larga distancia y practicase su cuarto ensayo nuclear a principios de febrero. "Corea del Sur y Estados Unidos han tomado la decisión conjunta de desplegar el sistema THAAD como parte de la acción de defensa para garantizar la seguridad de la República de Corea y nuestra gente de las armas nucleares norcoreanas, armas de destrucción masiva y misiles balísticos", ha asegurado el viceministro de Defensa Nacional, Yoo Jeh-seung, según la agencia de noticias Yonhap. También ha desvelado que las negociaciones están en sus últimas fases y que se está discutiendo ya el lugar del despliegue, que será desvelado en un par de semanas. Está previsto que el escudo esté operativo a finales de 2017. 

"La carrera continua de Corea del Norte por conseguir misiles y armas de destrucción masiva requiere nuestra alianza para asegurar que tenemos la capacidad para defendernos de esas amenazas", ha añadido el teniente general y jefe de las tropas estadounidenses en Corea del Sur, Thomas Vandal. Yoo por su parte ha subrayado que el escudo antimisiles sólo tendrá como objetivo los 1.000 misiles balísticos con los que cuenta Corea del Norte, en respuesta a las protestas de Pekín y Moscú. China y Rusia se han opuesto al escudo porque entienden que también servirá para que Estados Unidos amplíe su radio de control en sus territorios. Ambos países han extremado sus esfuerzos diplomáticos en los últimos meses para convencer a Seúl de que no accediera a los planes de Washington.

Rusia y China darán respuesta al despliegue de antimisiles en Corea del Sur
El mapa de la península de Corea

No solo Rusia dará respuesta al despliegue del escudo antimisiles, sino también China, declaró el jefe del Comité Internacional del Consejo de la Federación (Senado ruso), Konstantín Kosachov. "En cuanto a este paso peligroso de las autoridades surcoreanas, sin duda, habrá una reacción rusa", dijo. Kosachov señaló que se trata de medidas de respuesta tanto políticas como defensivas ya que "Corea del Sur se convierte en una parte del escudo antimisiles de EEUU que pretende interceptar misiles de alcance medio, y no del corto". El senador destacó que no es posible hacer caso omiso a semejantes cambios en materia de seguridad en la región y advirtió que habrá una reacción no solo de Moscú sino también de Pekín.

Ese "paso peligroso y erróneo de Seúl" conllevará riesgos militares, socavará la estabilidad no solo a nivel regional sino global, aseguró Kosachov. Anteriormente los medios de prensa informaron, citando una declaración del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, que Washington y Seúl acordaron emplazar en la península de Corea un sistema de defensa antimisiles. El documento subrayaba que el objetivo de este escudo era protegerse exclusivamente de los misiles de Corea del Norte. Moscú ya expresó su preocupación al respecto al indicar que EEUU socava el equilibrio estratégico establecido en Asia-Pacífico y otras regiones al potenciar el segmento asiático de su escudo antimisiles global.

Seúl responde a las críticas sobre despliegue del escudo antimisiles  
La oficina presidencial surcoreana se ha defendido de las críticas rusas y chinas por el despliegue del escudo antimisiles asegurando que están en riesgo las vidas en su país, según la agencia de noticias oficial Yonhap. "Para nosotros, las crecientes amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte es un asunto en el que nuestro país y las vidas de la gente están en riesgo", ha señalado una fuente sin identificar de la Casa Azul o Cheong Wa Dae. "El Gobierno ha tomado la decisión como una medida de autodefensa para salvaguardar el bienestar del país y las vidas humanas de las amenazas nucleares", ha añadido. El anuncio hecho público hoy de que Seúl y Washington han acordado finalmente el despliegue del escudo antimisiles Terminal de Defensa Aérea de Alta Altitud (THAAD, por sus siglas inglesas) había provocado en las horas anteriores las inmediatas protestas de Pekín y Rusia. 

El Ministerio de Exteriores chino ha expresado en un comunicado su "fuerte disgusto y firme oposición" y pronosticado que no ayudará a alcanzar la desnuclearización de la península coreana y, en cambio, "dañará la paz y la estabilidad en las región". Moscú espera que las partes implicadas "sopesen todas las circunstancias y eviten acciones apresuradas que podrían provocar consecuencias trágicas e irreparables para el noreste de Asia". Aunque tanto Seúl como Washington han recalcado hoy que la plataforma sólo tiene como objetivo las amenazas norcoreanas y no otro país, China y Rusia consideran que forma parte de la estrategia estadounidense para controlar a sus rivales geopolíticos. Los 4.000 kilómetros de alcance de su radar cubrirían una buena porción del suelo ruso y chino, lo que concedería a Washington una información muy valiosa y podría también inutilizar sus misiles. 

El radar alcanza el Mar del Sur de China, donde las fuerzas militares chinas y estadounidenses acumulan roces. La decisión se ha tomado cinco meses después de que se iniciaran las negociaciones que Estados Unidos había pedido durante más de una década. El desencadenante fue la escalada de desafíos norcoreanos de principios de año, cuando Pyongyang realizó su cuarto ensayo nuclear y lanzó un misil de largo alcance. El escudo ha generado mucha oposición interna, especialmente en las localizaciones donde podría ser desplegado, ya que la población teme convertirse en un objetivo prioritario de los ataques norcoreanos. Los defensores del escudo estiman que aumentará la defensa contra el millar de misiles que posee Pyongyang, el 85 % de los cuales apunta a Corea del Sur. Los contrarios subrayan que el THAAD puede empeorar las relaciones con Pekín y desatar una escalada armamentista en una región especialmente sensible. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. NO TE IMPACIENTES SI VES QUE TU COMENTARIO NO APARECE INMEDIATAMENTE, LO HARE EN CUANTO LO VEA. SI ERES RESPETUOSO LO VERÁS PUBLICADO. SALUDOS Y GRACIAS POR COMENTAR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...