miércoles, 15 de agosto de 2018

La Fuerza Aérea de China incorpora silenciosamente nuevos aviones de combate J-16 para reforzar su posición.


Los analistas afirman que la ampliación de la gama de aviones multiusos para todo tipo de condiciones meteorológicas ayudará a lanzar ataques en territorio enemigo y destruir activos estratégicos clave. La creciente gama de aviones de combate J-16 multipropósito y para todas las condiciones climáticas de China ayudará a la fuerza aérea a lanzar ataques en territorio enemigo y destruir activos estratégicos clave como aeródromos y puentes, dicen los analistas militares. 

Aunque no está tan avanzado como el nuevo J-20, oficialmente llamado Weilong, o poderoso dragón, el Shenyang J-16 se convertirá en una parte clave de las operaciones de la Fuerza Aérea del EPL y de cualquier estrategia contra Taiwán o para disuadir la intervención militar estadounidense, dijeron. La fuerza aérea china anunció la semana pasada que un escuadrón de J-16 pronto estaría listo para el combate. Basado en el avión de combate ruso Sukhoi-30, el J-16 se introdujo entre 2012 y 2013, pero no hizo su debut oficial hasta hace un año, durante un desfile militar que conmemoraba el 90º aniversario del Ejército Popular de Liberación. Propulsado por un motor chino WS-10 Taihang turbofan, el avión de combate ha sido comparado con el US F-15A/C Eagle. Los observadores militares dicen que han notado que más J-16 han entrado en servicio recientemente, basándose en los números de serie vistos en los aviones de combate utilizados en simulacros recientes - evidencia de que la Fuerza Aérea del Ejército del Ejército Popular de Liberación (PLA) está añadiendo silenciosamente a su escuadrón. 

El avión multipropósito es el primero de su tipo que puede transportar una gama completa de equipos construidos en China, desde misiles antibuque y misiles aire-aire hasta bombas inteligentes guiadas por satélite, misiles de crucero e interferentes de contramedidas electrónicas (ECM). Los cazas pueden ser utilizados tanto para misiones aire-aire como aire-tierra. Mientras que el diseño de la aeronave se basa en gran medida en el Su-30, el J-16 cuenta con un radar chino y un sistema de seguimiento. También tiene una disposición para el reabastecimiento de combustible en vuelo, lo que le da la capacidad de atacar profundamente en territorio enemigo y un mayor alcance operativo. También se está desarrollando una versión de ataque electrónico, el J-16D. China quiere que ese avión de combate sea equivalente al EA-18G Growler de EE.UU., la plataforma de ataque electrónico aerotransportada más avanzada. La guerra electrónica se considera la clave para ganar cualquier conflicto en el Estrecho de Taiwán, y la capacidad de aplastar los sistemas de radar enemigos en las primeras horas se considera crucial. Los expertos militares dijeron que el J-16, con su gran carga útil y largo alcance, podría transformar la fuerza aérea defensiva de China en una fuerza ofensiva. 

"Antes del J-16, el Ejército Popular de Liberación (EPL) tuvo que depender de un número limitado de Su-30 construidos en Rusia, mientras que el J-10 indígena carece del alcance y la carga útil para calificarse como un verdadero caza de ataque profundo", dijo Collin Koh, investigador de la Escuela de Estudios Internacionales S Rajaratnam de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur. Pekín ha importado anteriormente Su-27 y Su-30 de Rusia para sus necesidades de posguerra fría y modernización. Pero estos jets no fueron diseñados como aviones de combate multipropósito, por lo que se han utilizado principalmente para la defensa. "En el pasado, la división de combate de la Fuerza Aérea del Ejército del Pueblo Palestino se caracterizaba más bien como un brazo defensivo, con un alcance limitado y capacidades ofensivas, confinadas principalmente a su región y territorio inmediatos", dijo Koh. "El J-16 empujará el sobre más allá." Además de aumentar las habilidades de combate de la fuerza aérea, el J-16 también llenaría un vacío en el período antes de que la próxima generación de aviones de combate pueda ser construida en mayor número, dijo Koh. 


"El J-16 por lo menos cumplirá un papel clave antes de que el J-20 y el J-31 (luchadores sigilosos) puedan ser producidos en número suficiente. Estos dos reactores de nueva generación serían demasiado caros para producirlos en serie en la cantidad necesaria para modernizar completamente la flota de combate de la Fuerza Aérea PLA. Por lo tantho, el J-16 es crucial para cerrar esta brecha", dijo. Los J-20 y J-31 son aviones de combate de quinta generación que han estado en desarrollo desde 2008 y están diseñados para complementarse en la guerra, de manera similar a los F-22 y F-35 de Estados Unidos. Se espera que el J-20 tenga habilidades de combate superiores, mientras que el J-31 será "el luchador perfecto para que el EPL lleve a cabo estrategias de negación de acceso a áreas (A2AD) en el Pacífico Occidental", Adam Ni, investigador sobre la política exterior y de seguridad de China en la Universidad Nacional Australiana, dijo que el J-16 podría dar a Pekín una capacidad suprema para defender lo que considera un espacio aéreo soberano o para montar una ofensiva aérea en un escenario de guerra. 

"El J-16 desempeñaría un papel importante en una campaña contra Taiwán o en disuadir a la Marina de los EE.UU. de intervenir", dijo Ni, pero añadió que el débil diseño del motor del J-16 restringiría su capacidad de ataque. Mientras las tensiones han aumentado a través del estrecho de Taiwán en los últimos meses, la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (EPL) ha enviado regularmente aviones de combate -en la mayoría de los casos el bombardero estratégico H-6K- a patrullar alrededor de la isla para demostrar su capacidad de defender la soberanía nacional y la integridad territorial, según el Ministerio de Defensa continental. Pero hasta ahora el J-16 no ha estado involucrado en estas misiones. El presidente taiwanés, Tsai Ing-wen, viajará a Paraguay y Belice -dos de los 18 aliados formales restantes de la isla- el domingo, en la última jugada que se espera enfurezca a Pekín, que ve a la isla autogobernada como su territorio inalienable. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.