miércoles, 18 de julio de 2018

La división de proyectos "avanzados" de Lockheed-Martin está a la espera de su contratación: ¿El programa "Secreto" está a la vista?


Lo mismo ocurrió en 2014, cuando dos observadores de Texas vieron una formación de tres "alas voladoras" en las cercanías del Aeropuerto Internacional de Amarillo. Y no eran bombarderos B-2 ni drones conocidos hasta la fecha. En el pasado, se han desarrollado nuevos aviones en secreto. 

Tal es el caso del avión espía U2 (cuyos vuelos de prueba alimentaron la especulación sobre la existencia de OVNIS) o del cazabombardero Nighthawk F-117, presentado al público a finales de los años ochenta cuando ya llevaba mucho tiempo en servicio. Y también podemos citar el RQ-170 UAV "Centinela", que durante mucho tiempo permaneció en secreto y fue apodado "la bestia de Kandahar" por quienes lo habían visto. Estos dispositivos fueron desarrollados por la división Skunk Works de Lockheed-Martin, que durante 75 años ha estado a cargo de los "proyectos especiales" del Pentágono (también llamado el "Programa Negro"). Sin embargo, según el sitio web de Flight Global, la plantilla de la división Skunk Works está aumentando significativamente, aunque no existe una justificación oficial para ello. El año pasado, la empresa contaba con 3.000 empleados. Actualmente, emplea a 3.500 personas y la meta es reclutar a 500 más en los próximos meses. Eso es un aumento del 33%. Al mismo tiempo, señala Flight Global, la facturación de esta división de Lockheed-Martin habría alcanzado los mil millones de dólares... Lo que corresponde a lo que había alcanzado en el momento de la producción del F-117 Nighthawk. 

De ahí la pregunta: ¿estaría en marcha un gran programa -todavía desconocido-? Sin embargo, a la división Skunk Works no le falta trabajo. De hecho, está tratando de desarrollar un mini reactor de fusión nuclear (que despierta mucho escepticismo), trabajando en el concepto de un avión de sexta generación, así como en el ARES UAV, destinado al programa MUX del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Y recientemente Lockheed-Martin ganó un contrato de 928 millones de dólares para desarrollar un arma hipersónica[Hypersonic Conventional Strike Weapon Program - HCSW]. También sabemos que la división Skunk Works de Lockheed-Martin también está trabajando en el demostrador SR-72, una aeronave que puede volar en Mach 6 y que tiene la intención de reemplazar al SR-71 Blackbird, así como en armas láser que pueden ser usadas por aviones de combate. De ahí, sin duda, la explicación de estos reclutamientos masivos... O no. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.