viernes, 11 de mayo de 2018

El Buque de Combate del Litoral de la Marina estadounidense está recibiendo mejoras asesinas.



El Buque de Combate del Litoral de la Armada ahora está armado con una contramedida de defensa  naval emergente capaz de identificar, rastrear y destruir el fuego de torpedos enemigos, dijeron funcionarios de la Armada. El servicio planea equipar toda su flota LCS con el Módulo de Defensa de Torpedos Ligeros (TDMM) AN / SLQ-61 como una forma de fortalecer la capacidad de la nave para tener éxito en aguas poco profundas y en aguas abiertas o "azules", oficiales de la Armada le dijo a Warrior Maven. El nuevo TDMM completó recientemente dos días de pruebas en el mar con el fin de prepararse para el servicio operacional en buques de LCS. "Esta prueba fue muy exitosa, y esta crítica defensa de torpedos para el LCS está lista para la integración", dijo en una declaración escrita el capitán Theodore Zobel, gerente del programa LCS Mission Modules.



Resultado de imagen para LCS ship

Una tecnología utiliza un proyector acústico subacuático, conectado a un cable que arroja desde la popa del barco para identificar el retorno acústico y a los torpedos enemigos guiados por cable, según describen los funcionarios del servicio. El sistema controlado digitalmente, que viaja bajo el agua pasando por debajo de la nave, y envía un ping acústico. De una manera bastante similar al radar sobre el suelo, la señal de retorno, o ping, se analiza para determinar la distancia, forma y velocidad de una amenaza enemiga que se aproxima. Ofrecido como una alternativa más liviana que el AN / SLQ-25 "Nixie" actualmente en funcionamiento, el nuevo TDMM está específicamente diseñado para buques de guerra más pequeños, como el LCS, según declaraciones de la Marina. La incorporación de esta tecnología de combate al LCS es consistente con la estrategia evolutiva de la Marina para la nave, que busca ampliar el alcance de su misión para incorporar una gama más amplia de posibilidades de combate de superficie.

Resultado de imagen para AN / SLQ-25 "Nixie"


Mientras que el barco fue concebido y desarrollado como una plataforma de guerra de superficie antisubmarina antimisiles y para misiones múltiples en operaciones litorales, la Armada está tratando de moverse rápidamente para armar aún más la nave para el mayor combate marítimo. Dado que el calado poco profundo de la LCS le permite acercarse a las áreas insulares y costeras inaccesibles a los buques de mayor calado y más profundos, la adición de armamento ofensivo y defensivo a la LCS brinda a los comandantes más opciones. Por ejemplo, cuando un LCS se acerca a aguas poco profundas, puede operar de manera más autónoma o desagregada y, por lo tanto, no puede contar con protecciones de combate de barcos más grandes cercanos. En consecuencia, equipar a la nave con defensas de torpedos, como TDMM, permitiría que la plataforma se defienda mejor mientras opera de manera independiente.



Resultado de imagen para AN / SLQ-25 "Nixie"

Esto trae la ventaja adicional de reducir el riesgo para otros combatientes de superficie, en parte porque el LCS está diseñado para misiones de contraviraje (golpe de volante) de alto riesgo en áreas del litoral, de modo que barcos más grandes pueden permanecer a distancias más seguras sin estar expuestos a minas. La nueva defensa de torpedos también cambia la ecuación con respecto a las opciones de ataque de aguas profundas de LCS. La Armada ahora se está moviendo rápidamente para armar la nave con un misil ofensivo sobre el horizonte. Esta arma tiene la intención de dar al barco de poco calado una mayor capacidad para lanzar ataques de agua azul contra barcos enemigos u otros objetivos a distancias más largas. Al igual que en aguas menos profundas, el TDMM también aporta una mejora sustancial de combate a las operaciones de aguas abiertas. De hecho, un LCS se encuentra entre un grupo de barcos de los más probable que sean más vulnerables a los submarinos enemigos o a los torpedos a bordo de buques.



Resultado de imagen para MH-60 Sea Hawk + litoral ship

El nuevo TDMM está diseñado para integrarse con el paquete actual de misión antisubmarina de LCS. Esto incluye el helicóptero MH-60 Sea Hawk y varios tipos de sonares de caza submarinos, como una matriz remolcada multifuncional. Además, el helicóptero MH-60 está equipado con sonoboyas y torpedos livianos. La detección de torpedos reducirá naturalmente el riesgo de otros activos de la nave, como sus drones de despegue vertical Fire Scout y botes pequeños, como sus botes inflables rígidos de 11 metros o RIB. Por extensión, el sensor de Análisis y Reconocimiento del Campo de Batalla Costero (COBRA) ahora operativo del Fire Scout puede trabajar en conjunto con el nuevo TDMM para contrarrestar los submarinos enemigos. No parece más allá del ámbito de la posibilidad técnica de que un dron Fire Scout identifique un submarino y se conecte con el TDMM del LCS.



Además, las defensas de torpedos complementan el módulo de misión de superficie a superficie del LCS, que incluye armar el LCS con misiles Hellfire para 2020. Aunque no es del todo el alcance del misil sobre el horizonte antes mencionado, la adición del control de fuego intensivo aumenta la capacidad del LCS de atacar helicópteros, drones, pequeñas embarcaciones e incluso algunas naves de superficie enemigas. A menudo disparado desde helicópteros, drones e incluso lanzadores multimisión del ejército en tierra, el Longbow Hellfire puede usar el radar de ondas milimétricas de disparo y olvido con guía de inercial. La tecnología de búsqueda de onda milimétrica permite aun trabajar con una orientación climática adversa, asociado a los sistemas de fuegoque emplean objetivos láser semiactivos. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.