Contador de visitas

miércoles, 16 de agosto de 2017

Los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Norte: la fuerza frente a los números.

Marines estadounidenses en una maniobra conjunta con el ejército de Corea del Sur

Las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte han tomado un crescendo bastante significativo. Nunca antes el gobierno norteamericano había proferido una amenaza «con fuego y furia como la humanidad nunca antes ha visto» desde que Kim Jong Un araña la amenaza nuclear desde el país asiático. El pico de tensión aún no ha descendido. ¿Y quién tendría capacidad militar para imponerse en un supuesto conflicto? Los ejércitos de ambos países parecen arrojar algo de luz sobre la pregunta, aunque hay factores que no pueden aclararse. Hablamos de ciertas tecnologías desconocidas para el mundo y el hecho de que el gobierno norcoreano es muy poco transparente, por lo que esclarecer su potencial militar es un poco difícil. Aun así, merece la pena poner las cartas sobre la mesa.

Primero, efectivos y personas. Estados Unidos cuenta con una población de 323.995.528 habitantes, de los cuales poco más de 145 millones de ellos son aptos para prestar servicio militar. En contraste, Corea del Norte cuenta con menos población. Apenas 25 millones de habitantes, pero 10 millones de ellos son aptos para el servicio militar. Número que, en posibles efectivos armados en caso de emergencia, aventajan al régimen comunista. Además, el personal militar de Estados Unidos es menor que el norcoreano, habiendo una diferencia de cuatro millones de militares entre ambos. Y suma Corea, puesto que posee la mayor reserva militar del mundo, con 5 millones y medio de efectivos.

En fuerzas aéreas es donde se encuentran la primera mayor diferencia entre los dos países. En el gráfico, los mejores números a favor de Estados Unidos se reflejan tanto en naves aéreas de transporte y helicópteros. Esto, traducido a posibilidades militares, significa un plus para el despliegue de fuerzas de infantería de marina, logística y transporte en términos muy amplios. Además, la fuerza de ataque de la aviación estadounidense es la primera del mundo por su capacidad tecnológica y disponibilidad de vehículos. Corea del Norte suspende en aviación, teniendo sus mejores bazas en aviones de combate y bombarderos pero siendo abrumadora la diferencia con los norteamericanos tanto en tecnología como en número de vehículos.

Tratando la artillería y vehículos de combate por tierra hay quizás un empate más técnico, pero que merece un esclarecimiento. En vehículos blindados y tanques de combate, Estados Unidos es superior a Corea del Norte, aunque la diferencia clara reside en que el ejército norteamericano cuenta con la mayor cantidad de vehículos blindados del mundo. En tanques de combate, ventaja estadounidense aunque sin excesiva distancia. Corea del Norte posee, a pesar de su «debilidad» en vehículos de tierra, un gran arsenal de misiles. Son jugadas distintas: mientras que Corea del Norte se preocupa más por el efecto destructivo de su poder militar, Estados Unidos opta más por la tradicional guerra de despliegue, control y ocupación.

Las fuerzas marítimas de ambos países son desde luego más fáciles de interpretar en su examen. Aunque la fuerza naval de Kim Jong Un supera en números a la estadounidense, su efectividad práctica es bastante baja. Eso sí, contando con la principal fuerza submarina del mundo, observando solo el número que posee y no distando demasiado de Estados Unidos. El motivo por el que la fuerza naval de Estados Unidos es más práctica es sencillo: cuenta con portaaviones y destructores. De esta forma, obtienen dos ventajas. La primera, destrucción naval. La segunda, perfecto despliegue de tropas aerotransportadas y de helicópteros, cazas y otros bombarderos en territorio coreano.

Todo el paisaje armamentístico de ambas partes tiene un factor determinante: el presupuesto destinado a Defensa. Y aquí la diferencia sí es abismal. Tal y como muestra el gráfico no es difícil distinguir, por las partidas destinadas al Ejército, quien es superior a quien. Con más dinero se aumenta la ventaja en la guerra tecnológica ampliamente. Se mejoran los vehículos, las armas, la inteligencia... todo ello hace que en términos generales, Estados Unidos sea superior militarmente a Corea del Norte. Pero hay un punto en el que ambos pueden coincidir: la derrota mundial si estalla un conflicto nuclear.

Distribución de cabezas nucleares
Desde el proyecto Manhattan de 1942, la investigación armamentística y las posibilidades de destrucción que ofrecen las armas han tomado una cuesta hacia abajo imparable. Con la caída de la Unión Soviética, la amenaza nuclear global casi desapareció por completo, aunque la posesión de cabezas nucleares de ciertos países no se vio alterada en ningún momento.

En países de Oriente Medio influídos por países capitalistas y comunistas se adoptó la filosofía de las carreras armamentísticas, puesto que también fueron un tablero de juego en el que soviéticos y sus contrarios medían la fuerza en segundo plano, ya que el primero estaba ocupado por las disputas que aún persisten en Oriente. Con todo ello, a día de hoy siguen existiendo un total de 14.930 cabezas nucleares repartidas por distintas potencias mundiales. Cómo no, Estados Unidos y Rusia encabezan la lista por haber protagonizado la mayor carrera armamentística mundial, la cual terminó con una victoria a favor de Ronald Reagan durante su mandato (1981-1989) y demostrando que la Unión Soviética no podía hacer frente al gigante norteamericano. El resto de países, o bien se armaron con cabezas nucleares por posibles amenazas (China, Reino Unido, Francia e India) o bien por sus propios conflictos (Israel y Pakistán). En el desarrollo de los conflictos internacionales y sus paulatinas soluciones, se han desarmado un total 5.510 cabezas nucleares.

Los protagonistas principales del desarme, de nuevo, Rusia y Estados Unidos. Hay un tercer agente, Reino Unido, que apenas interviene, pues de esa cantidad solo 10 han sido desarmadas por los británicos. Aun así es un dato a apreciar dada la capacidad destructiva de estas armas. En la actualidad, permanecen desplegadas (esto es, listas para lanzarse) un total de 4.200 cabezas nucleares, las cuales permanecen en este estado en los territorios de Rusia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido. El resto de potencias las mantiene almacenadas y sin señal de que puedan activarlas. Así lo indican los datos de la Federación Americana de Científicos. El caso de Corea del Norte es complejo. Se intuye que pueden estar en posesión de 10 cabezas nucleares desplegadas, pero las estimaciones pueden ser poco concretas debido a la dificultad para conocer el potencial armamentístico de los comunistas. Con todo, lo que se sabe a ciencia cierta es que los científicos al servicio del ejército de Kim Jong Un se encuentran en investigaciones para desarrollar este tipo de armas. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. NO TE IMPACIENTES SI VES QUE TU COMENTARIO NO APARECE INMEDIATAMENTE, LO HARE EN CUANTO LO VEA. SI ERES RESPETUOSO LO VERÁS PUBLICADO. SALUDOS Y GRACIAS POR COMENTAR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...