Contador de visitas

viernes, 2 de junio de 2017

Lockheed Martin se retira de la competición para dotar a la marina de EEUU de un nuevo misil anti-buque.


Lockheed Martin, frustrado por los cambios en los requerimientos que la compañía cree que están favoreciendo a un competidor en particular, ha decidido abandonar el programa de misiles sobre el horizonte o (OTH-WS) de la Marina estadounidense destinado a dar mayor capacidad letal a buques de combate y fragatas. Esta decisión, de la que fue informada la Marina el pasado martes 23 de mayo, significa que dos de los tres principales contendientes – Boeing y Lockheed Martin, están cediendo el campo al único rival que queda en liza: la sociedad formada por Kongsberg y Raytheon. “Después de una larga y cuidadosa consideración, Lockheed Martin ha decidido retirarse del sistema de armas de la Marina estadounidense sobre el horizonte conocido como OTH-WS”, dijo Scott Callaway, director de misiles de crucero subsónicos avanzados de Lockheed Martin. “A medida que el actual proceso de solicitud de propuestas (RFP) de OTH-WS se fue conociendo más ampliamente, quedó claro que nuestra oferta no sería totalmente valorada. 

Lockheed Martin sigue siendo un colaborador comprometido con la industria de la defensa, y espera futuras oportunidades para entregar un mayor poder de combate a la Marina de superficie”. La solicitud de propuestas, fue emitida el 8 de febrero por la oficina de los Sistemas Integrados de Guerra de la Armada y la admisión de ofertas debe presentarse antes del próximo 23 de junio. Directivos de Lockheed y Boeing han detectado que la decisión a favor del misil Strike Naval, un arma desarrollada por la firma noruega Kongsberg, que se ha asociado con Raytheon para ofrecer el sistema a la Marina de los EE.UU. está prácticamente tomada de ahí su decisión de retirarse. Inicialmente, indicaron que el proceso de solicitud de propuesta (RFP) era viable pero a medida que fueron conociendo los requisitos durante el proceso de preguntas y respuestas, entendieron que sus sistemas del misil anti-buque de largo alcance LRASM de Lockheed y el Harpoon Block II plus de Boeing, no tenían ninguna posibilidad de salir elegido Otro potencial competidor de OTH-WS, la sueca Saab, también abandonó recientemente la contienda. 

Decidimos no presentar una oferta”, dijo John Belanger, portavoz de Saab North America. “Evaluamos el caso detenidamente y al final no vimos ninguna posibilidad de competir con nuestro misil RBS-15 por tanto, decidimos no ofrecer nuestro producto”. Los oficiales de la Marina de Estados Unidos preguntados al respecto, se negaron a comentar esta historia. El LRASM es un misil anti-buque de largo alcance y gran precisión. Está armado con una ojiva de fragmentación y de penetración y puede alcanzar objetivos específicos dentro de un grupo de blancos. Se espera que la versión lanzada desde el aire entre en servicio a finales de 2018. Lockheed ya lanzó el LRASM el año pasado a partir de un sistema de lanzamiento vertical, o VLS, a bordo del buque de pruebas de la Marina, Paul F. Foster, y, según fuentes de la compañía, tienen la intención de continuar con el desarrollo del arma. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. NO TE IMPACIENTES SI VES QUE TU COMENTARIO NO APARECE INMEDIATAMENTE, LO HARE EN CUANTO LO VEA. SI ERES RESPETUOSO LO VERÁS PUBLICADO. SALUDOS Y GRACIAS POR COMENTAR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...