miércoles, 24 de mayo de 2017

Senadores canadienses aconsejan cancelar la adquisición de compra de los Super Hornet.



Los políticos canadienses han recomendado que el país cancele su propuesta de adquisición de 18 aviones Boeing F/A-18E/F Super Hornets, presentando el plan como una “decisión política” que no sirve a la fuerza aérea ni a los contribuyentes. En noviembre de 2016 Ottawa manifestó su intención de comprar los Super Hornets como una medida provisional, mientras que llevaba  a cabo un estudio más profundo para decidir el cambio a largo plazo de su flota de Hornets CF-188. El gobierno canadiense, había planeado previamente comprar 65 Lockheed Martin F-35 para la Royal Canadian Air Force, pero desistió de esta plataforma aérea por razones de coste el pasado año.

Un comité canadiense de expertos en defensa,  cree que el país debe alejarse por el momento de esta posibilidad, por resultar manifiestamente un avión muy caro. En su informe Reinvesting in the Canadian Armed Forces: un plan para el futuro, lanzado a principios de mayo, el comité dice que esta decisión, supondría entre $ 5-7 mil millones, por los Super Hornets, y limitaría la capacidad de nuestra fuerza aérea de ser completamente interoperable dentro del NORAD Y la OTAN“. En una carta firmada por 13 ex altos oficiales de la RCAF, argumentan, que la adquisición de una flota tan pequeña (compartiendo sólo elementos comunes limitados con los actuales cazas)  sería innecesariamente costosa. “La decisión del gobierno de no seguir adelante con el proceso de adquisición de una nueva flota de cazas y comprar de forma provisional un avión será, innecesaria y costosa y dejará a los contribuyentes con una carga significativa y un sistema de apoyo duplicado con un coste de miles de millones de dólares en equipo, formación y conocimientos técnicos. “Esta carga se eliminaría si el gobierno avanzara con la selección del F-35”.

Los costes adicionales serían incurridos a través del funcionamiento continuo de los Hornets actuales hasta el 2030. En su carta, los senadores piden al ministerio de Defensa que “inicie” inmediatamente un concurso para seleccionar el reemplazo del CF-188A, con una decisión a tomar antes del 30 de junio de 2018. Aunque el programa del avión de caza F-35 será la adquisición futura más cara hasta ahora por Canadá, el comité tiene una extensa lista de compras más urgentes para la modernización de las fuerzas aéreas canadienses. En el informe se proponen nuevos aviones de reabastecimiento aéreo, aviones de patrulla marítima, vehículos aéreos no tripulados y helicópteros. El ministro de Defensa, Harjit Singh Sajjan, indicó hace poco que era vital asegurar el financiamiento para modernizar las actuales flotas de helicópteros AgustaWestland CH-149 Cormorants y Bell Helicopter CH-146 Griffons o enfrentarse a perderlas por problemas de antigüedad.




Sin embargo, el comité pide un enfoque más audaz. Se recomienda reemplazar los 95 helicópteros Griffon del servicio, excepto 40 (los cuales están basados ​​en el Bell 412EP comercial) por una aeronave “no civil”, así como 24 helicópteros de ataque. Cree que la fuerza aérea requiere un helicóptero de utilidad “con más capacidad de elevación” que no esté basado en un helicóptero civil, después de la experiencia operacional con el helicóptero Griffon. Éste, “se consideró ineficaz para apoyar significativas necesidades militares, especialmente durante el despliegue en Afganistán”, dice el informe. La estrategia, de tenerse en cuenta, parece estrechar el campo de alternativas potenciales al Sikorsky UH-60 Black Hawk o, menos probable, al NH90 de NH Industries.

Se cree que los helicópteros de ataque son necesarios para proteger la flota de 15 helicópteros pesados ​​Boeing CH-147F de la RCAF, “uno para proteger a cada Chinook mientras se despliega”. Pero, además, también recomienda aumentar la flota de Chinook de 15 a 36 unidades a la vista de las excelentes utilidades de este helicóptero. Por tanto, Ottawa se encuentra actualmente en la “fase de análisis de opciones” de su iniciativa de mejora de la vida media del helicóptero Cormorant y del CH-149  que según la previsión, costará entre 500 y 1,500 millones de dólares y los mantendrá en servicio hasta 2040. El comité dice que esta capacidad debe ser reforzada por la modificación y reactivación de los nueve helicópteros VH-71 que se adquirió a Estados Unidos para piezas de repuesto por un importe de 164 millones de dólares para sus helicópteros de búsqueda y rescate; ambos helicópteros, están basados ​​en el AW101 construido en el Reino Unido.



El informe añade, que se debe dar prioridad también al reemplazo de los aviones cisterna Polaris CC 150 de Airbus A310. “Estos aviones ya tienen unos 25 años”, señala. Aunque ya hay planes para reemplazar la actual flota de patrulla marítima de Lockheed CP-140 Auroras (P-3 Orión) (una decisión sobre una nueva aeronave polivalente está programada para 2025), con entregas que van desde 2026 a 2036 el comité subraya que este esfuerzo debe ser un “componente esencial” de la renovación de la fuerza aérea, con la nueva plataforma adquirida antes de 2030. Otro más de los muchos programas de larga duración aún no entregados a Canadá, se centra en los vehículos aéreos no tripulados. Hasta el momento, no se ha identificado ninguna plataforma que satisfaga los requisitos de Ottawa.




Actualmente, la RCAF opera con 6 UAS (Boeing ScanEagle, más 3 IAI Héron alquilados a Israel. El Comité recomienda que el gobierno “agilice” la adquisición de vehículos aéreos no tripulados “que incluya suficientes opciones para satisfacer las necesidades individuales de los tres ejércitos” antes de finales de 2018. Además, debería comprar “sistemas polivalentes” que puedan asegurar las fronteras de Canadá y que tengan, “una capacidad armada para apoyar las operaciones de las fuerzas armadas canadienses”. 

El proceso de adquisiciones de Canadá, ampliamente considerado como un ejemplo de las peores prácticas, es una de las razones de los problemas de equipamiento que tiene el país. En un informe separado de la comisión, publicado el mes pasado, se espera abordar esto con rapidez y hace un llamamiento al gobierno para “arreglar el sistema de adquisición militar de Canadá”, dejando al Ministerio de Defensa, la responsabilidad de todas sus adquisiciones. Actualmente esta labor, la realiza el cuerpo de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://galaxiamilitar.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.