domingo, 2 de abril de 2017

El nuevo líder mundial en armas hipersónicas supermortíferas.

Con las pruebas realizadas por China con misiles cinco veces más rápidos que el sonido como telón de fondo, los militares de EEUU se apresuran a introducir las armas hipersónicas ya para la década del 2020, informa The National Interest. Está previsto que las armas hipersónicas entren en servicio del Ejército estadounidense en un futuro cercano. Se especula con que, para el año 2030, aparecerán los drones hipersónicos, mientras que, ya en el 2020, la Fuerza Aérea de EEUU tendrá los primeros modelos de armas letales con semejantes características.
 
"(…) Es muy difícil derribarlos… Con una velocidad de aproximadamente una milla (1,6 km) por segundo, se podrá cargar combustible para unos 1.000 segundos y tendremos 1.000 millas (1.609 km) de alcance. Esto permitirá el lanzamiento desde muy larga distancia", aseguró Greg Zacharias, científico jefe de la Fuerza Aérea de EEUU. Sin embargo, es cierto que todavía queda mucho por hacer y mejorar para que las armas hipersónicas estén listas para los combates desde el punto de vista técnico, puesto que es necesario resolver asuntos pendientes, tales como la orientación, el control de navegación, la ciencia de materiales, municiones, la transferencia de calor, etc. Cabe destacar que el rasgo más letal de las armas hipersónicas radica en su velocidad, que hace imposible que los enemigos puedan reaccionar —tendrán solo unos segundos para defenderse—, advierte el autor.

En cuanto a la competencia en este asunto con China, el artículo subraya que los militares estadounidenses siguieron con mucha atención las pruebas realizadas por el gigante asiático a través de satélites y que, una vez que Pekín disponga de armas hipersónicas sofisticadas, esto afectará drásticamente a las capacidades anti-acceso y de negación de área del Ejército estadounidense. Además, el Pentágono y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de Estados Unidos (DARPA, por sus siglas en inglés) planean crear una aeronave hipersónica tomando como base el modelo X-51, ya probado en mayo de 2013. El X-51 es un avión con un motor scramjet, es decir, un estatorreactor de combustión supersónica, lo que le permite superar la velocidad de Mach 5 —6.000 km/h—. (Jesús.R.G.)
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook