viernes, 7 de abril de 2017

El avanzado sistema de puntería que ya dota a los Marines.


El Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos (USMC, United States Marine Corps) ha comenzado a recibir un novedoso sistema tecnológico solicitado  hace un par de años a la firma israelí Elbit Systems of America. Los primeras entregas se están destinando sobre todo a las unidades encuadradas en objetivos expedicionarios más allá de las fronteras propias. Se trata de un conjunto ligero, optimizado para ser manejado como si de unos prismáticos se tratase, pero con una serie de capacidades que van mucho más allá. El llamado CLRF-IC (Common Laser Range Finder-Integrated Capability) es un sistema que está destinado a reemplazar otros equipos más antiguos, de mayores dimensiones y con una tecnología menos precisa. 

Combina un elemento de observación con canal diurno y nocturno, un preciso medidor por láser para conocer una determinada distancia, un posicionador por satélite (GPS, Global Position System), un posicionador basado en la localización de las estrellas y constelaciones estelares, y una innovadora solución de software que obtiene los datos de la desviación en dirección y en verticalidad que separa su ubicación de la que se pretende conocer. Todo ello, conjuntado de forma automatizada por el propio equipo para incidir en rapidez y eficacia, permite al que lo maneja observar un determinado objetivo, conocer con precisión su localización y obtener una información, que pueden transmitir rápidamente a terceros, para batirlo con la máxima precisión. El conjunto pesa 1.300 gramos y funciona con baterías de litio de innovadoras características, por lo que no tienen que ser recargadas y le brindan una autonomía sobresaliente. Es compacto y fácil de operar en el campo de batalla, lo que agradecerán los militares del USMC que operen con él.


La obtención del CLRF-IC, que ya fue presentado a los asistentes del evento Modern Day Marine que tuvo lugar el pasado septiembre de 2016 en Quantico, es el resultado de un contrato que prevé invertir hasta 73,4 millones de dólares en estos equipos entre 2016 y 2020, aunque la orden inicial es de 7,5 y se irán cursando adicionales para ir cubriendo necesidades. Se encomendó su desarrollo a la subsidiaria estadounidense de Elbit Systems que tiene su planta en Marrimack (New Hampshire). Con su llegada se obtiene una capacidad de vigilancia y observación durante las veinticuatro horas del día que puede aprovecharse tanto para conocer una determinada ubicación o para marcar un objetivo a terceros. Se ha previsto que el equipo, que es óptimo para observadores avanzados y otros núcleos de combatientes de élite, pueda trabajar en entornos donde se generen anomalías magnéticas o se interfiera al GPS, lo que lo hace más potente y versátil. (Jesús.R.G.)
Fuente: http://defensayarmas.blogspot.com.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook