viernes, 24 de marzo de 2017

La US NAVY lanza misiles Hellfire desde un buque de combate (VIDEO).


La Marina estadounidense ha informado de la primera prueba de lanzamiento, a finales del pasado mes de febrero, de misiles superficie-superficie Hellfire desde uno de los buques de combate del litoral (LCS), concretamente el USS Detroit (LCS 7). Se realizó el lanzamiento de tres misiles Hellfire del tipo Longbow, que emplean guiado por microondas, variante elegida por la Marina frente a otras opciones para equipar los buques de combate del litoral. El lanzamiento formaba parte de las llamadas Pruebas Estructurales de Lanzamiento (Structural Test Firing o STF) en las costas de Norfolk, Virginia, en la costa atlántica. Se evalúa la capacidad de las estructuras y equipos del buque para operar satisfactoriamente tras el lanzamiento de los misiles y estudiar los niveles de ruido, emisión de humo o vibraciones en el buque. Estas pruebas forman parte del programa de desarrollo del llamado Módulo de Misiles Superficie-Superficie (Surface to Surface Missile Module o SSMM), que a su vez forma parte de Paquete de Misión de Guerra de Superficie. 

Estas pruebas han supuesto la primera vez que se realizaba un lanzamiento vertical de misiles desde un buque LCS y la primera vez que se lanzaba un misil desde el SSMM desde un LCS. El paquete de misión de guerra de superficie (Surface Warfare Mission Package o SUW MP) está destinado a destruir amenazas de superficie de escasa entidad o asimétricas o bien contra objetivos a corta distancia en el entorno del litoral. A finales de este año comenzarán otras pruebas similares en el USS Milwaukee (LCS 5), que permitirán obtener la Capacidad Operativa Inicial (IOC por sus siglas en inglés) en 2018 Está formado básicamente por dos cañones MK 46 de 30 mm., (Gun Mission Module) los misiles Hellfire (Surface to Surface Mission Module), el armamento del helicóptero MH-60R embarcado (Aviation Module) y dos embarcaciones hinchables de casco rígido de 11 metros de eslora (Maritime Security Module). Con estos sistemas de armas se pretende disponer de medios para destruir ataques de enjambres de buques ligeros o embarcaciones rápidas más allá del alcance de los cañones de MK 46 A diferencia de los Hellfire empleados desde helicópteros o vehículos no tripulados, el empleado por los LCS enciende su sistema de guiado por ondas milimétricas tras el lanzamiento. 

Una ventaja es que el helicóptero del LCS, un MH-60R, o incluso vehículos aéreos no tripulados puede actuar designando el objetivo sin necesidad de emplear laser. Antes de validar el lanzamiento vertical de los Hellfire desde un LCS se realizaron en octubre del año pasado pruebas para comprobar la viabilidad del llamado Missile Exhaust Containment Structure o MECS, el cargador para los misiles Hellfire que debe soportar y evacuar las elevadas temperaturas y el fuego y los gases que se producen durante el lanzamiento de cada misil. El USS Detroit (LCS-7) es uno de los buques LCS de la clase Freedom, que dispone del denominado espacio multimisión en la popa de la superestructura, entre los dos módulos de cañones de 30 mm. y el lanzador de misiles Sea-Ram. Los LCS de la clase Independence disponen del espacio multimisión para estos misiles posiblemente en la zona de cubierta en proa, tras el cañón Bofors de 57 mm. y delante del puente. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook