Contador de visitas

viernes, 24 de marzo de 2017

El Reino Unido compra otros 1.000 misiles Hellfire para reponer su stock.


Según la Agencia de Seguridad y Cooperación de Defensa de Estados Unidos (DSCA), el Departamento de Estado americano, ha aprobado la venta al Reino Unido de 1.000 unidades del misil láser semiactivos (SAL) AGM-114R1 / R2 Hellfire II así como los servicios de apoyo logísticos junto con otros programas relacionados con la solicitud. Con un coste de 150 millones de dólares americanos, el Reino Unido necesita reponer su stock de misiles aire-tierra Hellfire II de Lockheed Martin AGM-114. “Esta propuesta de venta contribuye directamente a la política exterior y las políticas de seguridad nacional de los Estados Unidos mediante la mejora de la capacidad de apoyo aéreo del Reino Unido en apoyo de la OTAN y otras operaciones de la coalición”, dijo el DSCA. “La uniformidad entre las capacidades de apoyo aéreo cercano aumenta considerablemente la interoperabilidad entre las fuerzas militares y de mantenimiento de paz de nuestros dos países, y permite un mayor reparto de la carga”. 

En las fuerzas armadas británicas, el misil Hellfire (Heliborne, Laser, Fire y Forget) está incorporado como parte del armamento que transporta el helicóptero de ataque AgustaWestland-Boeing WAH-64 Apache AH1 volado por el Cuerpo Aéreo del Ejército Británico y por el vehículo aéreo no tripulado de General Atomics MQ-9 Reaper volado por la RAF. El AGM-114 Hellfire es un misil aire-tierra estadounidense diseñado para destruir carros de combate desde helicópteros o aviones, las primeras tres generaciones del misil Hellfire eran guiadas por láser y la cuarta generación utiliza un buscador de frecuencia de radar. Desde que se comenzó a usar el AGM-114 se ha usado en numerosos conflictos como en la Invasión estadounidense de Panamá de 1989, la Guerra del Golfo, la Guerra en Afganistán de 2001 y la Guerra de Iraq. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook