Contador de visitas

viernes, 29 de julio de 2016

La Marina de EE.UU. quiere una nueva fragata pero no sabe cuál.


La Marina de EE.UU. concibió la nueva clase de naves militares –el 'buque de combate litoral' (LCS , según sus siglas en inglés)– a finales de 1990 pensando en un nuevo barco de guerra de área cercano a las costas: flexible, modular y de bajo costo, además de capaz de llevar a cabo operaciones independientes y cambiar rápidamente sus tareas con un simple canje de módulos, cada uno de los cuales contiene diferentes armas y sensores en función de la tarea. Entonces numerosos analistas independientes se mostraron escépticos sobre el futuro del proyecto. La experiencia demostró que tenían razón, indica un comentario de la revista estadounidense 'The National Interest'. Washington no está satisfecho
Sucesión de penurias
El coste de un buque relativamente pequeño –del tamaño una corbeta– se elevó hasta los 500 millones. Su desplazamiento alcanzó las 3.000 toneladas. Sin embargo, la cabeza de la serie de estos buques, botada en 2005, carecía de sensores, armas y armaduras para sobrevivir en aguas costeras en disputa. No fue el único inconveniente. El concepto 'modular' asociado al buque se convirtió en una "farsa". Algunos de los módulos simplemente no funcionaban. Otros superaron lo presupuestado o resultaron ser demasiado difíciles de manejar para ser instalados con rapidez.
"Tuvieron que pasar otros nueve años para que la Armada entrara en razón en cuanto a pensar de forma crítica", indica el analista de 'The National Interest' David Axe. Mientras tanto, no menos de 18 buques de dos subvariantes –algo menos de la mitad de la flota prevista– ya estaban en servicio o la producción en dos astilleros. En febrero de 2014, el entonces secretario de Defensa Chuck Hagel anunció que la Marina reduciría la producción de estas naves desde 52 a 32 y el estudio de un nuevo diseño para reemplazarlos. Pero cuando el grupo de trabajo de la Armada terminó su estudio, en noviembre de 2014, su recomendación  –que Hagel aprobó rápidamente– era sencillamente añadir unas pocas piezas para ampliar la gama del uso de estas naves, añadir un equipo adicional a las versiones de los LCS existentes y eliminar su capacidad modular.
¿Punto y final al proyecto?
La nueva versión del buque resultó tener posibilidades algo mayores que un LCS mejorado, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno –agencia de control principal de EE.UU.–, que, en junio de 2016, publicó un informe crítico sobre la Armada y los procesos de toma de decisiones del Departamento de Defensa con respecto a la fragata. Según la Oficina, la principal preocupación de la Armada ha sido seleccionar una nueva fragata cuanto antes y construirla en los mismos astilleros que los primeros LCS, con el fin de proteger los intereses de las navieras de Lockheed Martin y Austal y, teóricamente, reducir al mínimo los costos adicionales. La Armada espera que la fragata cueste unos 190 millones más de que los 500 millones 'básicos'.

Si la experiencia militar del nuevo caza furtivo F-35 sirve de guía, la fragata puede llegar a ser mucho más cara de lo que la Armada estima en la actualidad. "A medida que la Marina dé vueltas al programa de las fragatas LCS, que se estima en más de 8.000 millones solo en su construcción, su enfoque requerirá que el Congreso financie una incógnita", advirtió la Oficina. "La recomendación de la agencia del organismo de control es clara. La Marina debería frenar la búsqueda de una nueva fragata", concluye 'The National Interest'. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de ms paginas Twitter y Facebook                               

2 comentarios:

  1. la LOCKEEd tiene 3 versiones de la fredoon, la mas grande 4000 tonelada tienen un radar de defensa aérea SPY-1F y un sistemas de lanzamiento vertical VLS de 32 celulas que pueden lanzar sm-2 o el RIM-162 Evolved SeaSparrow.
    las que cuestan 500 millones son las fredoom y las de clase independencia mejoradas que se le agrega misiles antibuque, aumento de la armadura, etc.
    el concepto modular no es una farsa como dice rt, funciona pero ha tenido sus problemas. estos los de rt en ves de investigar sobre el tema solo hace copi y paste. y esto es sacado national interest.

    ResponderEliminar
  2. Me da la impresión que en EEUU hay problemas de corrupción.las campañas electorales de algunos congresistas y senadores adscritos a los comités de defensa son financiadas por el complejo militar industrial y a veces creo que han aprobado proyectos no para mejorar las capacidades del ejército americano sino para mayor beneficio económico de dichas empresa militares.

    ResponderEliminar

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. NO TE IMPACIENTES SI VES QUE TU COMENTARIO NO APARECE INMEDIATAMENTE, LO HARE EN CUANTO LO VEA. SI ERES RESPETUOSO LO VERÁS PUBLICADO. SALUDOS Y GRACIAS POR COMENTAR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...