miércoles, 17 de mayo de 2017

Fuerzas especiales de EE.UU, Reino Unido y Jordania entran en Siria.

Fuerzas especiales de Estados Unidos, junto con tropas de élite británicas y jordanas, han entrado por el sur de Siria este domingo. El movimiento iba dirigido a contrarrestar el esquema sirio-iraní de anular el plan estadounidense para desplegar fuerzas jordanas en el sureste de Siria, que estaba programado para los días previos al viaje del presidente de Estados Unidos Donald Trump a Oriente Medio. Las fuerzas blindadas lideradas por Estados Unidos junto con unidades británicas y jordanas atravesaron el norte de Jordania a través del cruce de Tanf para cruzar la frontera entre el Reino Hachemita, Irak y Siria, y tomaron posiciones capaces de consolidar su control sobre la carretera principal entre Palmira y Bagdad. Algunos de sus movimientos se coordinaron con Israel. Este impulso iba dirigido a contrarrestar el movimiento conjunto en los últimos días de cientos de soldados sirios, milicias chiíes apoyadas por Irán y fuerzas especiales Radwan de Hezbolá, con tanques y equipos pesados, para hacerse con el control de la ciudad de Sabaa Biyar. 

Situada en un territorio desértico, esta ciudad se encuentra 110 kilometros al oeste de la frontera sirio-iraquí, 95 kilometros al norte de la frontera sirio-jordana y 128 kilometros al este de Damasco. Su gran importancia estratégica para Teherán, Damasco y Hezbollah reside en su dominio de la frontera entre Siria, Irak y Jordania y de la carretera Nº 1, que une la capital jordana de Amman con Bagdad. Fuentes militares de Debkafile explican que Damasco y Teherán actuaron para adelantarse a las operaciones militares de EE.UU., Jordania e Isrel a lo largo de las fronteras de Israel y Jordania con Siria, para impedir la toma de control de las zonas de seguridad controladas por Estados Unidos en el sur de Siria. Nuestras fuentes militares añaden que Moscú también ve los nuevos movimientos militares estadounidenses con desconfianza, en vista de su potencial impacto en el plan de Rusia para las cuatro zonas de alto el fuego en Siria, en cooperación con las fuerzas iraníes y turcas. Los rusos están alimentando a Teherán y Damasco con información de inteligencia sobre los movimientos liderados por Estados Unidos. 

El domingo las Fuerzas de Defensa de Israel lanzaron un ejercicio militar a gran escala en las regiones de Galilea y del Golán cerca de sus fronteras con Siria y el Líbano. El juego de guerra bien puede coincidir su fecha final con el fin de mantener una fuerza militar considerable apostada sobre las fronteras del norte de Israel, en caso de un intento de interrumpir las visitas de Trump a Arabia Saudita e Israel del 22 al 24 de mayo. Otros movimientos militares en la región esta semana fueron realizados por el ejército iraquí y las milicias chiíes iraquíes bajo el mando de oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní. Irán continuó vertiendo tropas adicionales a Damasco a través de la autopista Bagdad-Damasco, por un lado, mientras que, por otro lado, el primer ministro iraquí Haidar al-Abadi ofreció a Washington dos de las divisiones de su ejército, que serían enviadas a Siria para apoyar a los Estados Unidos en sus operaciones militares en el sureste. Por el momento, los planes de la administración Trump para una ofensiva contra el Estado Islámico parecen haber sido puestos en un segundo plano. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

1 comentario:

  1. Este conflicto según se va desarrollando en el tiempo tienen pinta de terminar como la guerra de Korea, trazarán con cartabón una linea divisora y se divirá el país según los dos bandos en Juego........

    ResponderEliminar

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.