domingo, 19 de febrero de 2017

Creciente poderío naval: China prevé botar su mayor nave en 2021.

Un avión de combate J-15 chino despega desde el portaviones Liaoning durante unos ejercicios militares en el mar Amarillo, frente a la costa este de China, 23 de diciembre de 2016.

China prevé construir su tercer y mayor portaaviones que usará por primera vez catapultas hidráulicas para el despegue de sus aviones. 
Así lo ha informado este lunes el portal South China Morning Post citando una fuente cercana a la Armada nacional china, quien ha revelado una serie de datos sobre el tercer portaaviones chino, que estará equipado con tres catapultas y no tendrá una planta de propulsión nuclear. Su construcción se está llevando a cabo en los astilleros de la ciudad de Dalian. “Todavía persisten algunos problemas técnicos en la aplicación de la propulsión nuclear en el portaaviones, por ello el tipo 002 usará catapultas de vapor”, ha explicado el experto militar de Hong Kong Liang Guoliang, justificando el uso de catapultas hidráulica en vez de electromagnéticas. Pekín prevé botar dos portaaviones tipo 002, “cada uno con un desplazamiento de 85.000 toneladas”, en 2021. De momento, el único portaaviones de China, el Liaoning, se desplaza aproximadamente a 55.000 toneladas y el segundo de tipo 001A — todavía en construcción— tendrá un desplazamiento de 70.000 toneladas. Ambas naves usan el sistema de despegue desde una rampa colocada en un ángulo de unos 12 grados, indica la fuente. 

Ofreciendo detalles sobre la segunda nave china, el experto militar Li Jie ha informado al portal de que hasta el momento se han desmontado varias armas de ataque de la nave del tipo 001A y adelanta que llevará entre seis y ocho J-15 aviones de combate más que el Liaoning. Según algunos analistas de relaciones internacionales, China, a través del portaaviones Liaoning ha mostrado músculo a Estados Unidos. Las tensiones entre ambos países se han intensificado por disputas marítimas. Según Washington, Pekín hace “reclamaciones marítimas excesivas” sobre el mar de la China Meridional, en particular, la soberanía de las islas Spratly. Estas tensiones se han agravado desde la irrupción de Donald Trump, ahora presidente de Estados Unidos, en la política norteamericana, durante y después de su campaña electoral anunció duras posturas ante Pekín, lo que llevó a China a movilizar en diciembre su bombardero nuclear de largo alcance H-6. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.