domingo, 16 de julio de 2017

Oshkosh JLTV, la bestia que ha matado al Humvee.


Después de un largo camino para reemplazar el Humvee del Ejército de los EE.UU. y la flota de Infantería de Marina , el éxito finalmente se realizó. La periodista de guerra terrestre Jen Judson informa sobre el debut del vehículo táctico ligero común. En octubre de 2016, Oshkosh empezó a entregar al Ejército de Tierra de Estados Unidos las primeras unidades del JLTV (Joint Lightweight Tactical Vehicle), la bestia que ha acabado con el reinado del popular Humvee en el ejército estadounidense. 

Y el fabricante estadounidense ya está buscando clientes por todo el mundo que están ansiosos de incorporar a sus fuerzas de seguridad el vehículo diseñado para proteger a los soldados estadounidenses en las condiciones más extremas. Uno de esos posibles destinos extranjeros es México que el año pasado compró a Estados Unidos más de 3.300 Humvee para que su ejército pueda combatir de forma más efectiva el narcotráfico. De momento, el Reino Unido ya está en conversaciones con Washington para convertirse en el primer país extranjero que recibe el todoterreno militar. Pero igual que ha pasado con el Humvee, que ha sido hasta ahora el todoterreno preferido por las fuerzas de seguridad de todo el mundo pero también por organizaciones criminales y terroristas, el Oshkosh JLTV podría acabar en manos de delincuentes. La versión “civil” del Humvee, el Hummer, ha sido un favorito de narcotraficantes en toda Latinoamérica. Sin ir más lejos, el pasado junio el narco paraguayo Jorge Rafaat Toumani “Sadam” fue asesinado en el país suramericano cuando viajaba en su Hummer blindada. Los asesinos sólo pudieron acabar con la vida de “Sadam”, y superar el blindaje de su Hummer, con una ametralladora Browing de calibre .50. 


Destronar al Humvee, el vehículo militar cuya imagen se hizo famosa en todo el mundo durante la primera Guerra del Golfo, en 1990. Para ello, el Oshkosh JLTV tuvo que vencer en un concurso a los pretendientes de los fabricantes AM General (el fabricante del Humvee) y Lockheed Martin. Las principales ventajas del Oshkosh JLTV es que resiste disparos de tanques ligeros y sus bajos ofrecen protección contra minas y explosivos improvisados, una de las mayores causas de bajas del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán. A diferencia del Humvee, cuyos bajos son planos y están demasiado cerca del suelo, el Oshkosh JLTV es mucho más alto y sus bajos tienen forma de V para minimizar el efecto de una bomba en la carretera. El JLTV de Oshkosh cuenta con un motor Duramax en V8 de 6,6 litros producido por General Motors con una potencia estimada de 300 caballos. La suspensión es el sistema independiente TAK-4i, creado por Oshkosh, y la transmisión es una Allison automática. Esto supondrá la producción de 17.000 unidades del vehículo conocido hasta ahora como Joint Light Tactical Vehicle (JLTV) que se entregarán en 2018. 

Sin embargo, el vínculo no vencería, ya que se podría ampliar hasta 2040, lo que implicaría fabricar hasta 50.000 unidades para el Ejército y otras 5.500 para la Marina, lo que dispararía la cifra del contrato hasta los 30.000 millones de dólares (unos 26.700 millones de euros). El vehículo se fabricará en dos versiones, una de dos plazas y otra de cuatro. La razón del cambio de fabricante ha sido la vulnerabilidad de los Humvee, que han causado un gran número de bajas en la última década por su escasa resistencia a explosivos de fabricación casera y minas terrestres. Oshkosh garantiza que su JLTV soporta disparos de tanques ligeros y sus bajos ofrecen protección contra minas. El JLTV de 6.400 kilos de peso cuenta con un motor Duramax de ocho cilindros en V de 6,6 litros producido por General Motors con una potencia calculada en 300 caballos y un par motor de unos 800 Nm. La suspensión es el sistema independiente TAK-4i, creado por Oshkosh, y la transmisión es una Allison automática. Alcanza una velocidad máxima de unos 120 km/h y puede cargar 2.300 kg. Aunque su longitud es de más de 6 metros y su altura y anchura superan los 2 metros, debe adaptarse para caber en las bodegas de un Hercules C-130 de transporte, además de poder ser arrastrado por un helicóptero de carga. 


El vehículo adquiere su gran resistencia gracias a la plataforma pesada y el núcleo sobre el que está construido: 1080 Core Protection, una estructura con forma de V que disipa la onda expansiva de un explosivo que se sitúe bajo el coche. A esto se suma el blindaje, permanente en los lugares a los que es más difícil acceder (como las superficies acristaladas) y fácil de sustituir en las zonas más accesibles. Otras características incluyen una caja de fuente de alimentación AC / DC integrada, una suite de guerra electrónica (EW), soporte GPS completo para navegación, SATCOM disponible, HF, UHF y VHF, y un sistema de comunicaciones de tripulación y computadora. La conciencia situacional se ve reforzada por los servicios incluidos de la unidad "Silent Watch", cámaras IR, capacidad de vigilancia de largo alcance y un sistema de detección de disparos. Un sistema automático de extinción de incendios (AFSS) proporcionará cobertura para el vehículo en caso de un golpe directo, fuego a bordo o poner en peligro la tripulación lesionada o inconsciente. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://defensayarmas.blogspot.com.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook          

1 comentario:

  1. Jesus , la noticia no se puede leer "por lo menos en la versión móvil de la página " porque la letras salen negras y se mezclan con el background de la página

    ResponderEliminar

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.