martes, 9 de mayo de 2017

Aprobada la fabricación del CH-53K para los marines estadounidenses.


View image on Twitter

El Comité de Adquisiciones de Defensa del Departamento de Defensa estadounidense aprobó la fabricación del nuevo helicóptero de transporte pesado Sikorsky CH-53K para la Marina. Concretamente el Subsecretario de Defensa para Adquisiciones, Tecnología y Logística o USD(AT&L) aprobó la solicitud de la Marina para que se inicie la llamada fase de Producción y Despliegue del CH-53K King Stallion que incluye la fabricación inicial de baja cadencia (Low-Rate Initial Production o LRIP). El coronel Hank Vanderborht, jefe del programa H-53 del U.S. Naval Air Systems Command (NAVAIR) afirmó que “se ha lanzado la fabricación del helicóptero más potente que nuestra nación ha diseñado”. Ahora se espera que la producción comience el próximo mes de junio en las instalaciones de Sikosky en Stratford, Connecticut.


Aunque a primera vista guarda gran parecido con la familia H-53, el CH-53K es un helicóptero totalmente nuevo que puede transportar a la eslinga 27.000 libras (12,2 toneladas) a 110 millas náuticas, en comparación a las 19.000 del modelo actual. El CH-53K puede transportar internamente también el triple de carga, gracias en parte a su fuselaje más ancho. De hecho desde la oficina de programa se considera que con las capacidades del nuevo helicóptero, cada CH-53K podría reemplazar a más de un helicóptero CH-53, lo que a su vez reduciría las necesidades logísticas o de personal para mantener las mismas capacidades. Mantiene la misma configuración de tres motores del CH-53E Super Stallion pero mejora prestaciones en entornos hot and high. Dispone de una moderna cabina con pantallas digitales, controles de vuelo digitales fly-by-wire, palas de los rotores de nuevo diseño, nuevos motores o un sistema de movimiento de pallets de carga compatible con el empleado por la Fuerza Aérea estadounidense.


Otra de las características destacables de esta aeronave es la incorporación de un sistema de mantenimiento predictivo con el que se pretende optimizar el mantenimiento. El helicóptero está completamente sensorizado y tras las misiones, se graban en un dispositivo de almacenamiento los parámetros de esta y el desgaste previsto, con lo que luego se pueden ajustar las tareas a realizar y optimizar no solo el personal sino los costes totales de mantenimiento. Los marines quieren un helicóptero de nueva generación con el que incrementar su capacidad para transportar equipo y personal sobre todo entre los buques y la costa (ship to shore). El requerimiento de los marines es el de poder transportar 27.000 libras a 110 millas náuticas, pero los cuatro helicópteros citados están analizando la posibilidad de ir más allá, definiendo una nueva envolvente de vuelo.
 
El calendario 
El reemplazo de la flota actual de helicópteros CH-53E Super Stallion por los nuevos CH-53K King Stallion se completará previsiblemente en 2030. Se entregarán 200 helicópteros a la Infantería de Marina, que pretende disponer de ocho escuadrones activos, uno de entrenamiento y otro de reserva.

 
El vuelo inaugural de este helicóptero tuvo lugar en octubre de 2015, ahora hay cuatro helicópteros en condiciones de vuelo realizando pruebas, que han acumulado 491 horas de vuelo y que serán entregados a los marines en 2018. En 2019 está prevista la Capacidad Operativa Inicial (IOC), lo que significa tener cuatro helicópteros terminados, sus tripulaciones listas y toda la logística lista para su empleo. El quinto y sexto helicóptero están ya en fase de fabricación mientas que Sikorsky está preparando las instalaciones para el comienzo de la LRIP con los dos primeros aparatos. En 2020 se alcanzará la producción a plena capacidad (Full-Rate Production o FRP), momento en el que la planta podría fabricar 24 helicópteros al año.


La cuestión del coste
Si por algo se ha hecho famoso este helicóptero, más que por sus impresionantes prestaciones es por la polémica surgida en torno a su coste, que le ha puesto en primera línea de los medios, casi al mismo nivel que su “primo” el F-35 (Sikosrky pertenece desde 2015 al grupo Lockheed Martink, fabricante del F-35). Según los últimos datos revelados por el coronel Vanderbrought, el coste unitario de cada helicóptero es de 87,1 millones de dólares. Si a este coste unitario añadimos el coste del desarrollo, de los repuestos, las variaciones en el diseño que se han aplicado durante este y se hace una media con el coste previsto para los 200 helicópteros que adquirirá la Marina, el coste ascendería a los 138,5 millones de dólares. El coronel Vanderborght confirmó recientemente algunas cifras del programa, entre ellas los precios unitarios anteriormente mencionados. 

Según el coronel, el nuevo helicóptero costará lo mismo que su predecesor en términos de operación y sostenimiento. El incremento se habría debido al coste mayor de la mano de obra y el traslado de la línea de producción. Además los costes de investigación y desarrollo han subido desde el 2006 de los 6.900 millones de dólares previstos a los 7.300. El coste de adquisición de los 200 helicópteros se ha incrementado desde los 19.200 millones a los 20.400. Esto supone que el coste total del programa se habría situado en los 27.700 millones de dólares, superando las previsiones de 26.100 millones. Lockhedd Martin, propietaria de Sikorsky, cree que puede vender aproximadamente 300 de estos helicópteros no solo a clientes del actual CH-53, sino a nuevos compradores interesados en sus capacidades de transporte. El primer país que se ha pronunciado ha sido Alemania, aunque otros clientes del Stallion que podrían adquirir este helicóptero son Israel y Japón. (Jesús.R.G.)
Fuente: http://defensayarmas.blogspot.com.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.