viernes, 17 de febrero de 2017

Polonia comprará este año 16 nuevos helicópteros para las Fuerzas Especiales y la Armada.


Después de que el nuevo gobierno conservador de Ley y Justicia (PiS) rompiera el contrato firmado con Airbus Helicopters por la compra de 50 helicópteros multimisión Caracal, valorado en unos 3.300 millones de dólares para el ejército polaco. Polonia se ve ahora en la necesidad urgente de adquirir nuevos aparatos que reemplacen a los helicópteros rusos Mil Mi-8, Mi-14 y Mi-17. Las fuerzas armadas de Polonia comprarán 16 nuevos helicópteros este año, según ha manifestado el ministro de Defensa Antoni Macierewicz. La mitad irá a las fuerzas especiales de Polonia y el resto a la Armada. En el pedido se han incluido dos Sikorsky UH-60 Black Hawk, y los 14 restantes serán seleccionados entre las ofertas presentadas por Lockheed Martin, Leonardo (antigua Agusta Westland) y Airbus Helicópteros. 

La llegada de los dos Black Hawk se espera para el mes de marzo de este mismo año debido a la necesidad que tiene el gobierno de contar con estas aeronaves. El Black Hawk es producido por la filial polaca de Lockheed Martin, PZL Mielec, y la rama polaca de Leonardo PZL Swidnik, que fabrica el helicóptero AW149. Para el periodo 2017 a 2022, el Ministerio de Defensa polaco pretende gastar más de 15.000 millones de dólares para adquirir nuevas armas y equipo militar. La mayor parte de estos contratos se adjudicarán a las empresas con plantas de producción en Polonia. La llegada de los dos primeros Black Hawk, fabricado por Sikorsky Aircraft, podría ser una señal de que Polonia optará finalmente por este modelo para la renovación de su fuerza aérea. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.