Siria dispara misiles contra cazas israelíes que atacaban posiciones de Hezbolá
Siria dispara misiles contra cazas israelíes que atacaban posiciones de Hezbolá

Israel ha tenido que activar por primera vez su sistema defensivo ‘Jetz’ para neutralizar misiles sirios. Podría ser el incidente más grave entre ambos países desde 2011. Madrugada de confusión, tensión y misiles. Por primera vez, Israel ha activado su sofisticado sistema defensivo ‘Jetz’ (“Flecha”en español) para neutralizar uno de los misiles tierra-aire disparado por el ejército sirio contra los cazas israelíes que regresaban de un ataque contra objetivos del grupo chií libanés Hezbolá en Siria. Restos de los misiles cayeron tras su choque aéreo en territorio israelí y jordano en unas explosiones que se escucharon en la zona cercana a Jerusalén.

El ejército sirio ha afirmado haber derribado un avión israelí de los cuatro que, según su versión, atacaron “una posición militar” cerca de Palmira. Ha emitido un comunicado en el que afirma que los aviones israelíes entraron en el espacio aéreo sirio desde el Líbano. Israel, por su parte, informó que sus cazas regresaron sin sufrir bajas. “Frenaremos cualquier intento de agresión sionista en cualquier parte del territorio sirio. Habrá respuesta directa y con todos los medios posibles”, ha advertido el ejército. Asad suele denunciar que Israel ayuda a los grupos rebeldes en un conflicto que esta semana cumple su sexto aniversario. Sería la primera vez que se conoce que el régimen de Bashar Asad-cada vez con más confianza y seguridad gracias al apoyo ruso e iraní- emplea el sofisticado misil SA-5 contra cazas israelíes y responde así a sus penetraciones en su espacio aéreo desde el 2011. Aunque no es la primera vez que Israel ataca en Siria convoys o depósitos de armas sofisticadas destinadas a la milicia proiraní, no es habitual que sus portavoces reconozcan el bombardeo. Hasta la fecha, el ejército israelí no confirmaba o desmentía ataques de este tipo atribuidos a su Aviación desde el inicio de la cruenta guerra siria hace seis años. 

Sólo lo hacían cuando respondían al lanzamiento de proyectiles contra su territorio desde la frontera siria en los Altos del Golán. “Cazas de la Fuerza Aérea Israelí alcanzaron varios objetivos en Siria. Varios misiles antiaéreos fueron disparados desde Siria siendo uno de ellos interceptado por el Sistema de Defensa Aéreo”, indicó el Ejército israelí a primera hora de la mañana ante los rumores sobre un ataque de misiles contra Israel. Según fuentes árabes, el misil interceptado por Israel esta madrugada fue disparado desde Siria contra Jerusalén. Según el comunicado militar israelí, “en ningún momento la seguridad de los civiles o cazas israelíes estuvo en peligro”. Es la primera vez-al menos que se conoce- que Israel activa el sistema defensivo antiáereo ‘Jetz’ (actualmente su versión más moderna es Jetz III) para derribar un misil enemigo. Se trata de la principal capa del escudo defensivo israelí que fue diseñada por Israel con una importante ayuda económica estadounidense pensando básicamente en un eventual ataque balístico iraní.

“El Jetz es muy importante para la defensa”
En declaraciones efectuadas recientemente a EL MUNDO.ES, un responsable del Sistema de Defensa Aéreo israelí señalaba que “el Jetz es un instrumento defensivo muy importante que unido a sistemas como la Cúpula de Hierro o Patriots defienden a nuestros ciudadanos ante amenazas externas que por desgracia abundan”. En una reunión en una base en el centro de Israel, el oficial no quiso revelarnos datos técnicos sobre un sistema basado en salas de mando, radares y baterías. Sólo reconoció el éxito de sus sistemas en ensayos realizados en el 2016. El episodio de esta madrugada se hizo público a las 02.43 cuando los habitantes israelíes del Valle del Jordán fueron sorprendidos por el inédito sonido de las sirenas antiaéreas. A diferencia de los habitantes de las localidades limítrofes con la Franja de Gaza, la activación de la alerta aérea es muy rara en esa zona que Israel ocupó a Jordania en la guerra del 67.

En el pasado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu señaló que su país no interviene en el conflicto sirio excepto para tratar heridos sirios, responder a ataques contra su territorio y “garantizar que no se violen líneas rojas”. La más importante, según el ejército israelí, es el suministro de armas sofisticadas-básicamente misiles antiaéreos de gran precisión y potencia- de Irán a Hezbolá en el Líbano a través del territorio sirio dominado por su aliado Asad. Un arsenal que en manos de Hezbolá, aseguran analistas israelíes, pondría en peligro los cazas y drones que suelen sobrevolar Líbano y en el futuro constituiría una importante baza del grupo del jeque Hassan Nasralá en una guerra. Todo indica que el objetivo apuntado por los cazas israelíes esta madrugada era arsenal enviado a Hizbulá compuesto por misiles Scuds D con un alcance de 700 kilómetros. Damasco, por otro lado, suele denunciar que Israel ayuda a los grupos rebeldes en un conflicto que esta semana cumple su sexto aniversario. (Jesús.R.G.)