Poderio Militar

Contador de visitas

lunes, 14 de noviembre de 2016

Lanzan un ambicioso plan para reequipar a las Fuerzas Armadas.


En medio de la necesidad de ajustar gastos, el gobierno de Mauricio Macri tiene un plan plurianual de recuperación de la capacidad militar para las Fuerzas Armadas. En 2017 destinará $ 4515 millones para reparar materiales y comprar 12 aviones de entrenamiento de pilotos Texan T-6 y cuatro aeronaves de transporte mediano Airbus C 295, que usarán la Armada y la Fuerza Aérea.


En los próximos tres años, hasta 2019, se pagarán hasta $ 15.085 millones. El ministro de Defensa, Julio Martínez, tiene previsto hacer las compras con financiamiento externo y negocia tasas del 3% tanto de bancos o proveedores del exterior.
Si el Presidente le autoriza más endeudamiento a Martínez, las inversiones podrían llegar a $ 30.747 millones en 2019, con buques oceánicos y polares, y decenas de vehículos de combate blindados. Pero esta posibilidad está más lejana. "Tenemos que recuperar la capacidad militar. En los 12 años de kirchnerismo se perdió equipamiento, logística y entrenamiento. Y hay una decisión del Presidente de recuperar el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada", dijo Martínez a LA NACION. Para diseñar el presupuesto 2017, las Fuerzas Armadas presentaron al Tesoro pedidos de endeudamiento para vehículos, aviones y buques de diverso tipo por $ 39.205 millones, en un plan hasta 2019.


Pero las necesidades económicas determinaron que Macri autorizara gastos por $ 15.085 millones para los cuatro años de mandato: $ 9906 millones con financiamiento externo para nuevos aviones y $ 5179 millones presupuestados (recursos propios) para mantenimiento de material aeronáutico, en cuatro años. Para las compras de aviones se pagarán el año próximo $ 3554 millones con deuda y para el mantenimiento se ejecutarán $ 961 millones: un total de $ 4515 millones. De todos modos, altas fuentes del Ministerio de Defensa confiaron a LA NACION que Macri podría autorizar en estos cuatro años algunas compras más: decenas de vehículos de combate blindados a rueda y buques oceánicos y polares. Es un plan que sumaría otros $ 15.662 millones.

Para el año próximo está presupuestada una partida de $ 3025 millones, a cuenta de los futuros cuatro años, para el caso de que se autorice. Pero lo más probable es que se use parcialmente o no se utilice. La prioridad será la Fuerza Aérea. Los 12 aviones de entrenamiento de pilotos -se habían pedido 24- son los Texan T-6. Servirán también para vigilar la frontera norte. Se financiaría a seis años y en 2017 se ejecutaría la primera cuota de $ 475 millones. Se estudian ofertas de Estados Unidos, Israel, la Unión Europea o China, y se pagaría con créditos bancarios, de los proveedores u otras fuentes de financiamiento. Además, la Fuerza Aérea comprará dos aeronaves de transporte de tropas de mediano alcance Airbus C 295, con créditos a tres años. Se presupuestaron $ 1397 millones para 2017 y $ 3693 millones hasta 2019.


La Armada, por su parte, adquirirá un avión idéntico a estos últimos y otro similar, pero en la versión de patrulla marítima, mejor equipado. Tendría financiamiento del BBVA y se pagaría $ 1682 millones el año próximo y $ 3363 millones a 2019. El mantenimiento aeronáutico, con recursos propios, demandará $ 962 millones el año próximo y $ 5179 millones hasta 2019. Para mantener las aeronaves en horas de vuelo habrá $ 103 millones y $ 335 millones hasta 2019. Pese a que se hizo el reclamo, no se autorizó finalmente la compra de 12 aviones Mirage tipo caza, para lo cual se habían pedido $ 1350 millones al Tesoro. Se negociaba con oferentes de Estados Unidos, Europa, China e Israel.

El ministro Martínez, sin embargo, no descarta una autorización presidencial para nuevas inversiones por $ 15.662 millones en estos tres años: vehículos blindados de combate sobre ruedas por $ 3924 millones, un patrullero oceánico multipropósito OPV por $ 7200 millones, un buque polar por $ 3278 millones y un buque multipropósito por $ 1260 millones. Si esto prospera, en el presupuesto 2017 hay una partida de $ 3025 millones a la espera de la autorización. Sólo se usará si hay una venia del Tesoro. En Defensa fantasean, además, con otros proyectos: modernizar cinco aviones Hércules, financiar el proyecto Pampa 2 y Pampa 3 para producir 30 aeronaves de entrenamientos, y fabricar una corbeta en los Astilleros Río Santiago. Por otra parte, el rompehielos Irízar espera el dragado para salir del puerto del complejo Tandanor a navegar y a hacer prueba de motores. (Jesús.R.G.)
Fuente: http://defensayarmas.blogspot.com.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

3 comentarios:

  1. Gasta en texan cuando puede producir los pampas 3 en Córdoba,hablando de entrenamiento xq caza y ataque nada. Solo esta para servir a los ingleses

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo deberías saber que el Pampa III es puro humo, solo cisterna unidad, que fue un Pampa II reacondixionadl y con añadidos tecnológicos, jamás se va a producto por que no hay como, ni con que, ni con quien, gracias a los Montoneros de los Kirchner y al nefasto de Menem, desarmaron por completo nuestras FFAA.

      Eliminar
  2. Espero esta noticia no sea otra de las clásicas novelas en lo que se refiere a defensa que hay en nuestro país.

    ResponderEliminar

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. NO TE IMPACIENTES SI VES QUE TU COMENTARIO NO APARECE INMEDIATAMENTE, LO HARE EN CUANTO LO VEA. SI ERES RESPETUOSO LO VERÁS PUBLICADO. SALUDOS Y GRACIAS POR COMENTAR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...