Contador de visitas

domingo, 15 de abril de 2012

La reforma militar está casi acabada.

La modernización de las Fuerzas Armadas rusas ha sido una de las principales preocupaciones de Dmitri Medvédev. Ahora que se dispone a dejar la presidencia, hace balance de las reformas en el sector. La idea básica era hacer un ejército con una fuerza de combate más ligera y agresiva, y eso se ha conseguido. Aunque hay problemas que todavía persisten. El pasado 20 de marzo, en la reunión con los miembros del Ministerio de Defensa en la Academia de Estado Mayor, el presidente Dmitri Medvédev, quien también ostenta el cargo de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Rusia, anunció que la reforma del ejército ruso “casi se ha completado”.
La reforma se ha llevado a cabo bajo la supervisión del ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, que fue designado para este puesto el 15 de febrero de 2007, durante otra reunión de evaluación en el Ministerio de Defensa. Su designación fue acogida de manera desigual en la jerarquía militar. Muchos quedaron sorprendidos por el hecho de que hubiese sido elegido para el puesto de ministro de Defensa un antiguo recaudador de impuestos, con una carrera en el campo comercial y sin experiencia militar. Sin embargo, pronto se hizo evidente que a Serdiukov se le había dado carta blanca para desempeñar una tarea importante y muy poco agradecida: debía empezar a construir unas nuevas fuerzas armadas.

Los cambios no empezaron inmediatamente. El nuevo ministro necesitaba tiempo para comprender qué tipo de legado había recibido de sus predecesores. También llevó tiempo la formación de un nuevo equipo y plantilla, así como el establecimiento de relaciones con la jerarquía militar. En consecuencia, aunque Serdiukov fue nombrado por Vladímir Putin, la reforma se llevó a cabo durante la presidencia de Dmitri Medvédev.
El responsable directo de la implementación de la reforma fue el general Nikolái Markov, que se convirtió en jefe del Estado Mayor en 2008. Los cambios que promovió afectaron prácticamente a todos los elementos de las Fuerzas Armadas. El personal fue reducido rápidamente a un millón de personas, y todas las unidades fueron reasignadas a la categoría de tropas de despliegue. Al mismo tiempo, hubo una reducción en el cuerpo de oficiales, de 355.000 a 150.000, aproximadamente. “En consecuencia, se conservó solo el número de oficiales realmente necesarios para ponerse al mando de las tropas”, según fuentes del Estado Mayor. También fue abolido el antiguo sistema de unidades paralelas, bajo el mando únicamente de reclutas o de soldados con contratos voluntarios.
 
Cuestiones estructurales
Las divisiones administrativas del ejército también han sido reestructuradas. Se han creado cuatro distritos militares a partir de los seis originales, para alinearlos con las zonas de defensa aérea. Posteriormente, se alteró también la estructura de las fuerzas armadas. En la Infantería, se abandonó el sistema de unidades de oficiales para implantar uno de brigadas más ligero y con mayor movilidad. En el Ejército del Aire, las unidades han sido reorganizadas completamente para crear un sistema de bases aéreas, grupos y escuadrones con sus correspondientes comandancias. 
 
Misil Topol-M (Rs-12)
 
“Anteriormente, la aviación tenía 356 aeropuertos base, algunos de los cuales solo contaban con unos pocos aviones operativos”, confirmaron fuentes del Estado Mayor. “No obstante, todos estos campos de aviación recibían la misma financiación”. La reforma de las divisiones aéreas aún está en proceso. Existe todavía un plan para crear siete grandes bases aéreas. El 1 de diciembre del año pasado, Medvédev unió las Fuerzas Espaciales y el Comando de Defensa Aérea Regional de Moscú para formar las Fuerzas de Defensa del Espacio Aéreo, que centralizará los recursos de la defensa aérea, los sistemas de defensa de misiles balísticos, la alerta rápida de ataques con misiles y los sistemas de control espacial. 
 
Todos estas estructuras se hallan ahora en un único centro de control. Provisión de armas desde el 2008. Entre 2008 y 2011, se proveyó al ejército de 39 misiles balísticos intercontinentales (incluyendo los Yars y Topol-M), dos submarinos, cuatro barcos, cinco lanchas motoras militares, 374 aviones, 12 misiles táctico-operativos Iskander, 106 complejos para la defensa aérea, 79 misiles antiaéreos y 2.300 vehículos blindados.
 
Misil Izkander
 
La aviación se ha visto menos afectada por la reestructuración que otros servicios: el Ejército del Aire ha sido dividido por especialidades en paracaidistas y fuerzas para el aterrizaje de asalto. También la Marina ha visto cómo eran reorganizados algunos de sus sectores. Se dotó de una nueva plantilla a las fuerzas navales costeras y de tierra, y las flotas se han incluido en los recientemente formados distritos militares. Asimismo, se ha firmado una subcontrata con la sociedad anónima Oboronservis (Servicio de Defensa) para todo lo relativo a las reparaciones del equipamiento, el mantenimiento de las guarniciones, el aprovisionamiento y los servicios domésticos.
También el Estado Mayor muestra un nuevo rostro. Se han dividido sus funciones operativas y administrativas en dos esferas: planificación del uso y desarrollo de las fuerzas armadas y planificación general de suministros. Esta reestructuración aún no ha sido anunciada públicamente, pero el Departamento Central de Operaciones ha sufrido recortes de hasta un 40% y solo han quedado cinco de las ocho unidades del Departamento Central de Inteligencia (GRU).
Armamento
 Portahelicópteros Mistral
 
Los cuatro años de mandato de Dmitri Medvédev estuvieron marcados por los problemas con la entrega de las armas encargadas a los contratistas estatales. En mayo del año pasado, al presidente se le acabó la paciencia. En 2010 se planeaba dotar al ejército de 30 misiles balísticos estratégicos, 5 milises Iskander, unos 300 vehículos blindados, 30 helicópteros, 28 cazas, tres submarinos nucleares, una fragata de patrulla “corvette” y 11 satélites: hubo quejas y reclamaciones casi en cada uno de los puntos. Medvéved exigió una explicación sobre el incumplimiento de las entregas, y les recordó sus obligaciones a los contratistas. Poco después, fueron despedidos los gerentes de algunas de las empresas armamentísticas y algunos oficiales militares. 
 
Helicoptero Ka-52
 
Posteriormente, Serdiukov creó un departamento especial de tarifas y una agencia para la adquisición de tecnología militar especializada, Rosoboronpostavka, que forman parte del Ministerio de Defensa. Otro hecho destacable es que en los tres años pasados, Rusia y Francia llegaron a un acuerdo para la compra de dos portahelicópteros Mistral, y firmaron un contrato para la construcción de otros dos buques similares. Antes de la reforma, habría sido impensable que Rusia comprase armas a un país de la OTAN, pero ahora las compras se realizan teniendo en cuenta las necesidades de adquirir la última tecnología.
El resultado
A día de hoy, el ejército ruso muestra considerables diferencias con el que Dmitri Medvédev heredó en 2008. En cierto modo, la idea base de la reforma ha sido llevada a cabo: el ejército se ha convertido en una fuerza de combate más ligera y agresiva. No obstante, persisten algunos problemas. Si bien es cierto que el Presidente subió considerablemente los sueldos de los militares el 1 de enero de 2012, el problema del alojamiento apenas ha sido abordado. En la afirmación de Medvédev: “la reforma del ejército está casi acabada”, se debe enfatizar sobre todo en el “casi”. Parece que el plan general de acción ha sido llevado a cabo, pero los principales problemas son de detalle. 
 
Se necesita más acción para que la reforma llegue a buen término. En primer lugar, hay que crear un nuevo sistema de control de las Fuerzas Armadas, y dotarlo de tecnología moderna. En segundo lugar, la introducción de nuevas estructuras debe ir acompañada por nuevos métodos de formación de personal. Finalmente, ni siquiera esta reforma estructural ha puesto todos los puntos sobre las íes; por tanto, con el tiempo se requerirán más ajustes, y ajustes sustanciales, probablemente. Podría decirse que la frase “la reforma del ejército se ha llevado a término” se volverá a pronunciar de nuevo algún día, pero esta vez vendrá de Vladímir Putin.
 
Fuente: http://rusiahoy.com/

Todo es un decorado en Pyongyang.

En el centro espacial de Pyongyang solo falta el Dr. No para parecer el decorado de una película de James Bond de los 60. REUTERS
En el centro espacial de Pyongyang solo falta el Dr. No para parecer el decorado de una película de James Bond de los 60

Más que miedo, las fotos de las salas de mandos del fallido cohete norcoreano provocan risa. Parecen sacadas de una película no ya de serie B, sino Z, y la propaganda las muestra sin rubor alguno. ¿Se puede creer alguien que sean de verdad? Observemos las imágenes. En el centro espacial de Pyongyang, 16 técnicos ataviados con batas blancas permanecen con la vista fija en sus monitores en cuatro mesas distribuidas a ambos lados de una sala tan impoluta y reluciente que parece como si la acabaran de amueblar. Sobre las mesas y las cajoneras, ni un papel, ni un bolígrafo, ni siquiera los retratos de los “Queridos Líderes” que están por todo el país. 

De espaldas a la cámara, los técnicos permanecen rígidos como si estuvieran absortos en los datos de las pantallas. Mirando al frente, ni uno mira a su compañero sentado al lado, ni siquiera para hacer una consulta. Alguno incluso se esfuerza por darle un aspecto más auténtico a la foto y, como en esos falsos posados que pretenden ser naturales, señala con su dedo al monitor o se inclina interesado sobre la pantalla. En el centro de la sala, un cañón Sanyo – del que ni siquiera se han preocupado por taparle el nombre – proyecta las imágenes del cohete que aparecen en la pantalla del fondo como si fuera un circuito cerrado de televisión. 

A ambos lados, serpentean unos supuestos gráficos de colores con forma de electrocardiograma o medición sísmica, pero no se sabe si los cables que provocan dichas lecturas están conectados al cohete, a un enfermo terminal o al subsuelo de Corea del Norte. Mención aparte merecen los tres aparatos de aire acondicionado en la pared de la derecha. Evidentemente, unos conductos de refrigeración en el techo habrían exigido mucho más esfuerzo para los tramoyistas de la propaganda. ¿Serán los ordenadores reales? ¿Guardarán algo los cajones? Es más, ¿serán los técnicos de carne y hueso o muñecos? Pero donde, sin duda, el atrezo canta como Pavarotti es en otra foto del centro espacial de Tongchang-ri.

En el centro espacial de Tongchang-ri no hay ni un papel sobre las mesas, pero sí tres teléfonos a juego con las sillas del salón de la abuela. AFP

A falta de papeles sobre las mesas, buenos son teléfonos. Y no uno, sino tres, seguramente para hablar a dos manos con la rampa de lanzamiento y con el puesto de mando. Siempre y cuando tenga línea alguno de ellos. “¡Teléfono blanco, volamos a Pyongyang!”, podrían gritar los técnicos con los auriculares en ambas orejas, emulando a los “brokers” de la muy capitalista Bolsa de Wall Street. 

Igual de impagables son las sillas ergonómicas donde se sientan los presuntos científicos, que parecen las del salón de la abuela. Y, para terminar, el satélite Kwangmyongsong-3 (Estrella Resplandeciente 3), una caja negra que no desentonaría entre los bafles de una discoteca de la “Ruta del Bakalao” ni siquiera por la antena de Fisher Price y los cables que asoman de su parte superior.

El satélite Kwangmyongsong-3 (Estrella Resplandeciente 3) que Pyongyang quería poner en órbita para estudiar los cultivos. Con su antena de plástico, no desentonaría como bafle en una discoteca. AP
 El satélite Kwangmyongsong-3 (Estrella Resplandeciente 3) que Pyongyang quería poner en órbita para estudiar los cultivos. Con su antena de plástico, no desentonaría como bafle en una discoteca.

En Corea del Norte, todo lo que las autoridades enseñan a los extranjeros es siempre un decorado. Hasta la gente que los guías presentan a los visitantes. Como una parturienta con la que charlamos en abril de 2007 en un viaje organizado por la Asociación de Amigos de Corea, que dirige el español Alejandro Cao de Benós. Tras desgranarnos las bondades del sistema sanitario estatal y congratularse por que su hijo había nacido el mismo día que el “Presidente Eterno”, Kim Il-sung, le preguntamos por el nombre de la criatura. 

Se quedó blanca y muda. Visiblemente azorada, miró sin saber qué decir a los “guías-espías”, que titubearon unos instantes antes de salir con la más inverosímil de las excusas: “En Corea esperamos a que nazca el bebé y luego pensamos el nombre”. Se ve que no tienen tiempo durante los nueve meses del embarazo porque deben andar muy ocupados asistiendo a ejecuciones o desfiles militares, entrenando para los juegos de gimnasia masiva “Arirang”, haciendo cola con sus cartillas de racionamiento ante los poco surtidos economatos estatales o, simplemente, cuidando sus palabras y gestos al detalle para evitar dar con sus huesos en un campo de reeducación mediante trabajos forzados. 

Si no fuera por la falta de libertad, la represión, las torturas, el miedo, el hambre, la miseria y la alienación del individuo, Corea del Norte sería uno de los países más graciosos y divertidos del mundo. En su lugar, es uno de los más trágicos. Como dice Woody Allen, hay que llorar mucho para hacer reír.

Fuente: http://abc.es/

Portaaviones para la Armada de Rusia.

Futuro portaaviones de Rusia
 
Hoy el portaaviones es el distintivo de las Fuerzas Navales de las potencias más grandes. Hace mucho tiempo ya que se discute la posibilidad de construir nuevos portaaviones para la Marina de Rusia. A la vez, para obtener un buque de pleno valor a Rusia le faltan varios elementos clave.


Portaaviones para la Armada de Rusia

Los submarinos modernos se clasifican según diferentes características. Una característica clave es la manera de despegue y aterrizaje de los aviones. Esta característica se divide en dos subclases:
CATOBAR-Catapult Take-Off  But Arrested Recovery-despegue asistido por catapulta, pero recuperación mediante detención. CATOBAR son portaaviones capaces alzar en el aire máquinas pesadas de más de cuarenta toneladas de peso, incluyendo  los aviones de transporte y los aviones radar de detección lejana.
STOBAR-Short Take-Off But Arrested Recovery-despegue corto pero, igual que en el primer caso, recobro mediante detención en la cubierta angular. A esta subclase pertenece, entre otros, el portaaviones ruso Almirante Kuznetsov. Un gran mérito del sistema STOBAR es su simpleza, su coste de construcción inferior y proporciones próximas al CATOBAR. Al mismo tiempo, el sistema STOBAR posee una deficiencia importante: limitación del peso del despegue y grandes demandas a la relación empuje-peso de las máquinas. 

Esto, en particular,  no permite a los cazas de cubierta rusos Su-33 despegar con la masa total de despegue, limitando artificialmente sus posibilidades. Además, desde la rampa es imposible el despegue de aviones de transporte o “radares volantes”.

La tercera subclase más difundido es la STOVL-Short Take-Off and Vertical Landing-despegue corto y aterrizaje vertical, pero las características de este nave están considerablemente limitadas. Además para ellas se requieren cazas de despegue y aterrizaje verticales, que Rusia no posee.

De tal modo, ante Rusia se plantea una opción bastante simple: ¿su portaaviones pertenecerá al tipo STOBAR o CATOBAR?
Las catapultas. Los diseñadores soviéticos en este ámbito no avanzaron más allá de un par de modelos experimentales y piezas brutas para “Uliánovsk”. Hoy la reanudación de las labores en ese par de catapultas difícilmente tenga sentido: las Fuerzas Navales de EEUU y el Reino Unido sustituirán ese dispositivo por la catapulta electromagnética EMALS. El diseño y las pruebas de semejante dispositivo, bajo la debida organización del trabajo, requerirá, según los especialistas, entre seis y siete años. Teniendo en cuenta la posible puesta de quilla del portaaviones en 2015-2016, con un plazo de puesta en servicio para 2022-2023, es muy posible limitarse a ese plazo.

Planos del avion Yak-44

El siguiente punto clave es la “plataforma aérea universal”, o sea un avión, que en la variante del buque de guerra y “radar volante” garantizará el funcionamiento del portaaviones y las posibilidades de combate de la aeronave. Rusia no dispone de un avión de esta clase. Hace mucho que se dejaron de diseñar los aparatos An-71 y Yak-44. La creación de un avión de transporte militar y del “radar volante” sobre la base de los aviones An-140 e Il-114 es muy dificultosa: estos no poseen las características de capacidad de carga y techo de vuelo que se requieren pare ese rol. De tal modo, un avión de este tipo deberá ser diseñado de cero y posiblemente tomando como base los proyectos del Yak-44. Para ello también se necesitarán no menos de seis o siete años.

Por último, para el portaaviones se necesitan aviones de combate: el Su-33 ya no se fabrica, y el MIG-29K puede cumplir esas tareas, pero ha sido diseñado en los años setenta y ya está envejeciendo. El futuro portaaviones ruso tendrá entre  sesenta y cinco y setenta mil toneladas de desplazamiento y en tales condiciones la variante más razonable sería el caza T-50. Hoy, teniendo en cuenta las crecientes complejidades y el costo del proyecto de la variante T-50, la creación de la máquina puede llevar diez años. De tal modo, la aparición de una aeronave para portaaviones puede ser posible hacia 2025-2026.

Se han citado tan sólo los elementos clave, sin los cuales el futuro portaaviones en principio no tiene posibilidades de llegar a ser un sistema de armamento operativo duradero. El diseño de estos sistemas y máquinas costará muchos millones de dólares. La máxima dirigencia del país decidirá si estos gastos son justificados. Pero hay que tener en cuenta que sin una cobertura aérea verdadera, incluso lejos de las costas, la flota, para la cual en el marco del programa estatal de armamentos se gastarán unos cinco billones de rublos representará en sí un nuevo juguete costoso y poco razonable.

Fuente: http://spanish.ruvr.ru

La Marina de EE. UU. se 'zambulle' en la robótica submarina del futuro.

La Marina de EE. UU. se 'zambulle' en la robótica submarina del futuro

La robótica submarina de nueva generación es el desafío actual de la Oficina de Investigaciones Navales de la Marina de Estados Unidos. Los sistemas existentes no tripulados que operan en las profundidades acuáticas son pequeños vehículos controlados de cerca, capaces de realizar tareas durante apenas unas horas de duración. La Oficina, en cambio, se compromete a concebir un dispositivo que funcione de forma independiente, en distancias largas y a grandes profundidades con fondos de relieves complicados. El vehículo, además, será capaz de completar misiones de hasta varios meses de duración.

Se prevé que el ambicioso programa llamado LDUUV (siglas en inglés de ‘The Large Displacement Unmanned Underwater Vehicle’ o ‘Vehículo submarino no tripulado de desplazamiento largo’) finalice dentro de 4 años y medio. La primera etapa de pruebas prevé operaciones en una zona costera, a una profundidad de no más de 30 metros. El vehículo funcionará en régimen autónomo, pero en situaciones difíciles, se pondrá en contacto con el operador a través de un satélite. La siguiente fase consistirá en una ‘deriva’ completamente autónoma.

Según comunican los especialistas estadounidenses, también se está desarrollando un sistema de suministro de energía para este sumergible innovador. Dentro de tres años planean presentar el bloque energético que permitirá al submarino funcionar durante 30 días. Más adelante prometen ofrecer uno que garantice al ‘robot’ un período operativo de hasta 70 días. Se calcula que el peso de dicho bloque alcanzará las 3,5 toneladas. Se espera que el vehículo pueda desplazarse y activar tanto sensores estables y móviles, como portar armamento a bordo, en caso de ser necesario. Se dedicará a misiones de patrulla, inteligencia, neutralización de minas y ubicación de submarinos y naves tripuladas a largas distancias. Según la Oficina de Investigaciones Navales, la licitación para diseñar la innovación será anunciada en 2014.

Fuente: http://actualidad.rt.com/

Los norcoreanos se guardan en la manga otro misil.

Los norcoreanos se guardan en la manga otro misil

Ingenieros norcoreanos han fabricado un nuevo misil de largo alcance, informa el canal surcoreano YTN, citando las fuentes anónimas dentro de la inteligencia del país. Según esta información, Corea del Norte concluyó una serie de ensayos de este misil a principios de este año. Las pruebas, que tuvieron como escenario la costa noreste del país, permitieron poner a punto los propulsores del cohete y decidir qué tipo de combustible era el más óptimo para su funcionamiento. Las fuentes no aclaran las características del misil, pero afirman que se distingue bastante del Unha-3, recientemente lanzado como portador espacial y que se estrelló minutos después de su despegue.

Este lanzamiento generó una ola de críticas por todo el mundo. Rusia, al igual que otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, lo calificaron de violación de las obligaciones internacionales norcoreanas. Mientras tanto, el Ejército surcoreano sigue intentando encontrar las partes de este cohete siniestrado. Participan en la búsqueda 10 buques de Corea del Sur y varios helicópteros. Los representantes de las Fuerzas Armadas también declaran que Rusia, EE. UU. y China llevan a cabo sus propios intentos de hallar los restos del cohete.

Fuente: http://actualidad.rt.com/

Los talibán encienden Afganistán: tiroteos y explosiones en embajadas y bases de la OTAN.


El movimiento talibán lanza un ataque coordinado a gran escala en Afganistán, castigando con fuego de mortero las bases de la OTAN,  atacando proyectiles con las embajadas de Alemania y Reino Unido, e infiltrando terroristas suicidas tanto en Kabul, como en otras provincias del país. Todo comenzó con una serie de explosiones ha sacudido el barrio diplomático de Kabul, la capital de Afganistán. En un primer momento se informó que la embajada de Rusia también había resultado alcanzada con proyectiles, pero los diplomáticos rusos desmintieron esta información. Según ellos, el ataque ha sido dirigido contra el edificio del parlamento de Afganistán, situado a unos 50 metros de la embajada rusa. También se escucha tiroteos de armas automáticas y el ruido de las alarmas activadas por varias embajadas. 

El fuego cruzado se libra en distintos puntos cerca del área donde se encuentran las embajadas de Reino Unido y EE. UU. Los diplomáticos estadounidenses ratificaron esta información y confirmaron que los ataques se suceden en la zona inmediata de la embajada. Los ataques van dirigidos contra las embajadas alemana, británica y rusa, en el territorio de las cuales se percibe el humo, así como contra un hotel de la zona, adonde, según testigos, irrumpieron varios terroristas suicidas. Una base militar turca ubicada en otra parte de la región capitalina, a las afueras de Kabul, también sufre el ataque de los morteros. Los militares turcos responden con fuego de ametralladoras apoyados por el contingente griego, que se encuentra cerca del lugar.

La responsabilidad por el ataque ha sido reclamada por el movimiento talibán, cuyos representantes anunciaron que también libran ataques en otras dos provincias afganas. Los talibanes aseguran que en el transcurso de sus operaciones infligieron "grandes pérdidas" a sus enemigos. En una de las provincias cuatro terroristas suicidas intentaron atacar el aeropuerto de Jalalabad, donde se encuentran acantonadas las tropas estadounidenses, informó uno de los jefes militares de la base. Y en la provincia de Paktia, un grupo de insurgentes se ha hecho fuerte en un edificio cercano a una academia policial, desde donde atacan esta instalación y una universidad de inmediaciones. El portavoz del gobernador de la provincia, Rohulá Samún, dijo que al menos cuatro civiles han resultado heridos en este ataque.

Fuente: http://actualidad.rt.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...